Victoria previa al clásico…Ok

El partido del sábado era (una vez más) una gran oportunidad para ganar, estirar la ventaja en la Anual y sobre todo encontrar esa tranquilidad de volver a la victoria previo al clásico.

El resultado suma mucho en lo anímico, en preparar estos 4 días con la tranquilidad necesaria y generando presión para los que vienen atrás Torque, Cerro Largo, Rentistas, Peñarol.

Si bien en la tabla Anual venimos primeros con ventaja, estábamos en una racha en la cual no encontrábamos la victoria, el funcionamiento no era el mejor (ayer tampoco lo fue) y se venía hablando en la semana (por los distintos medios conocidos por destacar aspectos extra fútbol) de internas y relacionamientos que terminan dividiendo la opinión del hincha y generando energías que no son las mejores.

El partido empezó con un Wanderers parado 3-4-1-2 con Morales y Pais como volantes externos, Quagliata suelto por delante y arriba M. Perez con Rivero.

Esta formación la podíamos sospechar ya que en la final del intermedio se pararon de igual forma.

Giordano se decidió por una formación 4-3-3 con Ocampo y P. García por afuera, esto generaba que Pais y Morales deban tener un recorrido tremendo si querían ser agresivos en ofensiva y cubrir su sector a la hora de frenar la subida de los puntas nuestros, sin la necesidad de sacar a los stoppers.

Lo cierto es que el equipo de Carreño comenzó más agresivo, con otra postura en el terreno, encontrando espacios entre laterales y volantes, con un M. Perez muy movedizo, los volantes por afuera prevaleciendo, incluso obligó a que Corujo y Orihuela realicen cierres justos muy forzados evitando el gol.

Pero a los 7´ llegó una jugada por derecha, donde Pais y Lima atacan el sector meten un centro muy bueno que cae casi al borde del área grande, Rivero sin marca se la baja notable a M. Perez y este define muy solo para marcar un justo 1 a 0.

A partir del gol rival empieza a aparecer lo más destacable de la noche para Nacional, además del resultado…

Cuando todos pensábamos que se venía la noche, que iban a empezar las dudas, lo que se hablaba en la semana de plantel dividido, malhumores, etc, podía aparecer en la cancha debido al resultado… fue todo lo contrario.

Más noticias

Por si fuera poco el capitán Bergessio no estaba en una buena noche, no se lo veía fino con la pelota, hasta dubitativo y sin embargo lejos de bajar la cabeza, los jugadores sacaron adelante el partido, tiraron todos juntos en procura del objetivo… los tres puntos.

Comienza a armarse un equipo adaptable, rebelde, que le busca la vuelta al partido, que intenta (sin sobrarle atributos de buen juego) generarle dificultades y preocupaciones a un rival que se mostraba superior.

Ocampo obligaba a retroceder al volante por izquierda L. Morales que nos estaba generando situaciones y esto se da porque en dos ocasiones Brian quedó mano a mano con el stopper por izquierda G. Bueno, al que le ganó en velocidad y estuvo a punto de anotar el empate, con F. Carballo, Bergessio y el propio Ocampo con tiro cruzado.

Sin embargo el gol vino por el otro sector, Oliveros atacó el espacio se animó al uno contra uno y recibió la falta. Neves colocó un centro muy bueno al borde del área chica, Corujo ganó muy bien de arriba, I. De Arruabarrena tapó notable pero el rebote quedó en la raya de gol y Orihuela (HABILITADO) la tocó para marcar el empate.

Nacional se mostraba superior, sin ser un equipo avasallante era dominante y pudo anotar el segundo tanto pero faltó tranquilidad en la toma de decisión final.

Los últimos 5´ del primer tiempo pareció que sentimos el esfuerzo y la visita encontró alguna jugada de peligro, L. Morales con una diagonal muy buena definió en el primer palo y en el tiro de esquina pudo ser de Rivero.

El segundo tiempo mostraba la salida de Oliveros (con una ampolla) y el ingreso de Laborda, pasando Méndez al sector izquierdo.

A los 3´ encontramos una jugada por derecha con Ocampo atacando, amagó hacia afuera pero le puso una pelota al medio para Carballo, realizó un control orientado y sin dudar sacó un remate muy potente que luego de rebotar en Alcoba se metió contra el palo izquierdo del arquero marcando el 2 a 1.

A partir de ahí el equipo del Prado empezó a arriesgar, dejó espacios en el fondo, pero no supimos encontrar esa jugada que nos permita estirar la ventaja.

Quagliata con una jugada espectacular que se le fue cerca del palo pudo anotar el empate. Faltando 27´ Rivero obliga una segunda pelota que recibe M. Perez, Orihuela sale del área a jugársela con toda, le comete falta y recibe su segunda tarjeta amarilla.

Era el momento para el debut del juvenil (18 años) I. Velazquez y rearmar la línea defensiva con Méndez, Corujo, Laborda, Velazquez.

Esos últimos minutos fueron pensando en cerrar el partido, ser un equipo corto, compacto y evitar que Wanderers sea profundo e intentar alguna contra.

En lo personal hubiera reforzado las bandas y puesto cuatro mediocampistas, lo veía cansado a Neves y debió estar más protegido Velazquez pero en definitiva terminamos el partido sin sufrir demasiado con el resultado final 2 a 1.

Importantísima victoria con lo que representa llegar fortalecidos al clásico, con confianza, acallando voces externas al club.

Siempre los partidos dejan aprendizajes, el de ayer dejó además sensaciones importantes desde lo anímico, de dar vuelta un resultado en base a la adaptación al juego, de estar convencidos que lo importante era la victoria, empujando y llegando al objetivo, de cara al partido clásico que debemos salir a ganar desde el primer minuto.

Santiago Canale
laabdon.com.uy

#LaVidaPorNacional