“Transmitir valores jugando al basket”

Hoy me tocó entrevistar  a uno de los entrenadores que más vi crecer dentro de de las formativas del basket de Nacional.  Con Andrés Antúnez hablamos sobre todo lo referente a su trabajo, al progreso de sus jugadores y a un enorme campeonato de Sub-23 que realizaron sus dirigidos este año.

Casi siete son los años que lleva dentro del club, paso de ser ayudante técnico en las categorías más pequeñas, a hoy dirigir las más grandes y hasta la Sub-23 que este año realizó un gran campeonato terminando en la quinta posición, a pasos de la definición final.

 

 Comenzaste trabajando en las tres categorías chicas y hoy muchos de esos jugadores están bajo tu dirección técnica en las categorías grandes. ¿Cómo ha sido trabajar con ellos todos estos años y qué progreso has visto desde aquel momento hasta el día de hoy?

El mayor progreso que noto en ellos obviamente es en su desarrollo tanto físico como el de su personalidad y poder trabajar en este punto es uno de los objetivos que tenemos. Trabajar con ellos y acompañarlos en su cambio de niño-adolescente a mayor es una gran responsabilidad. Transmitir un montón de valores jugando al basket y ayudarlos a ser mejor día a día.

 

¿Cuál es tu idea de juego? ¿Tratas de adaptarte a formar jugadores que se adapten al juego de primera o buscas formarlos más allá de eso?

Intentamos con Bruno y Víctor siempre entrenar y competir para que sean mejores, queremos que Nacional tenga sus propios sub 23 y ese es nuestro principal objetivo por el que trabajamos día a día. Siempre ponemos el desarrollo de nuestros chiquilines por delante de todo. Creo que con este campeonato Sub 23 pudimos no solo darle competencia alta a nuestros jugadores sino que también poder mostrar lo que tenemos.

 

¿Qué balance haces del campeonato? ¿Cuáles crees que fueron los puntos positivos para que el equipo llegue a colocarse en la quinta posición del mismo y cuáles los negativos?

El balance es muy bueno obviamente por su resultado y también por la gran competencia que tuvimos jugando con equipos que hoy por hoy no compiten con nuestras formativas  debido al formato y en la serie que jugamos. Nos enfrentamos contra grandes equipos y pudimos competir de igual a igual y hasta ganarles. Los puntos más altos fueron la entrega, la predisposición y el gran grupo que se armó quedó marcado desde el primer partido hasta el último. Lo negativo fue que perdimos chicos por jugar DTA u otros motivos, pero también los que vinieron aprovecharon la oportunidad.

 

¿Por qué crees que los jugados que se forman en Nacional no llegan al primer equipo? ¿Ves alguno de los jugadores actuales con proyección?

Creo que no tuvimos todavía un jugador formado por el club y uno de los motivos es que hasta no hace mucho no contábamos con los recursos mínimos para ellos. Hoy por hoy tenemos si no es el mejor lugar para entrenar estamos cerca, nuestras dos canchas, la sala de pesas, el “Pebete” que hace un trabajo clave para que todo funcione en cuanto al mantenimiento.

El club está creciendo con sus profes, la gente que trabaja, la cantidad de niños que entran al club, dentro de unos años esto va a dar su fruto no tengo dudas. Si bien muchas generaciones de las que crecieron con la cancha abierta ya se fueron o se están yendo, obviamente influyó mucho el polideportivo, por más que tener un piso flotante y dos aros es lo más normal en estos tiempos para cualquier club, creo que la mayor diferencia es poder contar con 6 aros y una sala nueva. Obviamente que el trabajo de el Pato Vázquez y de otras personas fue clave para que hoy contemos con esta infraestructura.

¿Cómo es la comunicación dentro del club, ya sea con el técnico de primera para trabajar de determinada manera con algún jugador, como con  los técnicos de las categorías más chicas como Pablo que ha formado jugadores que hoy te están dando mucho resultado en tus categorías?

Es unos de los puntos que tenemos que corregir para crecer no solo como club sino como entrenadores o profesores, hay muchas cosas que podemos aprender uno del otro.  Con el entrenador del plantel principal tuve una charla al principio de temporada por los chiquilines que iban a ir al primer equipo, después el diálogo es con Valentina.

Entre los entrenadores de formativas dialogamos normalmente tanto con Pablo , Bruno, Emiliano y Víctor. Con los profes Nicolás y Rodrigo nos estamos terminando de conocer y estamos trabajando mucho más en conjunto. Con Pablo también tuvimos contacto por el trabajo de tecnificación que hace con varios chicos de todas las categorías. El ambiente laboral es muy bueno y eso es importante. Ojalá podamos el año que viene trabajar mucho más en conjunto, eso nos va a potenciar mucho más.

 

Eres un entrenador muy joven. ¿Como es trabajar con chicos que están a la par de tu edad? ¿Qué crees  que es lo más importante que aportas desde tu lado para lograr la formación y los resultados?

La verdad en ningún momento lo sentí como algo que me resulte negativo. Obviamente para trabajar con chiquilines hay que estar preparado en cuanto a la formación como entrenador. El no parar de capacitarme y aprender también día a día con ellos es algo de lo más importante. Por suerte también tuve la posibilidad de trabajar con entrenadores que me ayudaron mucho en lo que soy como Andrés Arruda y Augusto Pons, y en su momento experimentar planificar y compartir el trabajo con mi amigo Emiliano Miranda nos hizo mejorar día a día.

Los valores es algo importantísimo para la formación tanto del equipo como el de nuestro chiquilines, el que todos se sientan parte de este club y que defiendan nuestra camiseta también nos hace crecer.

 

Cadetes y Juveniles están por terminar su participación en el campeonato de formativas. ¿Cuál es el balance del año y como vez esta última parte del campeonato?

Lo que han mejorado nuestras dos categorías fue impresionante, siempre charlamos con Bruno de como arrancamos el año a lo que son hoy cada uno de nuestros chicos y nos sorprendemos. Físicamente y en su juego individual, poder manejar sus dos perfiles, que puedan aprender sus comportamientos dentro de la cancha tanto en defensa como en ataque. Creo que fue un gran año, esperemos terminarlo de la mejor manera con un gran final de torneo, seguir mejorando todos los días y poder hacer un gran viaje de fin de año.

¿Dirigir la primera algún día  es un objetivo en tu carrera?

Obviamente que todo entrenador debe soñar con eso, pero hoy no estoy capacitado ni mi formación está pensada para eso. Quiero seguir mejorando día a día para poder hacer de esto una profesión, como un entrenador de formación. Claro está que sueño con dirigir a primer nivel y a Nacional pero hoy quiero disfrutar de lo que hago que es trabajar con la formación de personas que es algo hermoso.

 

Lo he visto hacer muchas cosas buenas en estos años en el club. Lo vi crecer muchísimo y lograr plasmar en la cancha algo muy bueno. Luego podemos ganar o perder pero son resultados y nada más. Lo vi comprometerse con el club, hasta ir a entrenar con el femenino para dar una mano. Es un orgullo tener un tipo como Andrés  en las formativas, donde más lo necesitamos y ojalá algún día lo vea dirigir la primera de Nacional, parte de un sueño personal.

 

Gracias Andrés por el compromiso, por la entrega, porque cada logro que conseguiste lo hiciste a fuerza de laburo y mucha actitud. Cada uno de tus gurises tiene valores que vos le inculcaste y podrán ganar o perder partidos pero nunca negociamos la entrega que a tus equipos le sobra. Gracias por pertenecer a esta hermosa familia del basket de Nacional.

 

Andrea Ramondino
laabdon.com.uy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *