Tocamos fondo… ¿para tomar impulso?

Estoy a punto de hacer esta nota, voy a escribir sobre lo sucedido el domingo en el Gran Parque Central y me vienen a la mente los distintos momentos de este Torneo Clausura.

Hace un rato se publicó la noticia de la no continuidad de Giordano como DT.

Entonces me surge comenzar a repasar de memoria los partidos que dirigió, hacer un análisis general, sacar conclusiones de su actuación, leer notas anteriores…

Pero saben que… no voy a repasar los partidos, ya todos sabemos lo que pasó y el desenlace.
Me limitaré a analizar algo del encuentro ante Liverpool, alguna conclusión corta y ver todo lo que nos queda por delante, que es mucho más importante.

Como todos sabemos Liverpool nos ganó 4 a 0 en el propio Gran Parque Central y se llevó el torneo Clausura con total justicia.

El encuentro comenzó con una incidencia importante, a los 3 minutos Matías Laborda recibe tarjeta amarilla, no era una buena noticia por lo temprano que llega y además porque en el banco no estaban los relevos habituales, había que echar mano a un juvenil o R. García.

Pero lo más preocupante era lo que pasaba en el medio y en las bandas. Figueredo (una de las figuras) tenía total libertad, manejaba todas las acciones, con o sin pelota, Medina era una pesadilla, Ocampo y Dávila gravitaban por afuera y Ramírez estaba al acecho esperando cualquier chance.

Más noticias

A los 14´ de una pelota parada nos hacen el primero por parte de Rosso.

Liverpool lejos de replegarse presionaba en primera línea y en un intento por salir jugando de E. Martínez, es Medina que se la roba, engancha y de zurda la mete al ángulo, 2 a 0.

Giordano interpreta que lo mejor era una línea de 3 y realiza la primer variante, Vecino por Laborda, por lo que Nacional quedaba con Oliveros y E. Martinez de stoppers, Orihuela de líbero, Méndez de carrilero por izquierda y Ocampo por derecha, de enchanche P. García y arriba Thiago con Bergessio.

El desconcierto era terrible con jugadores fuera de puesto y un dominio absoluto del rival. Por derecha Ocampo no podía cumplir de buena manera la función que le pedía el entrenador y es sustituido por Trezza.

Nos vamos al descanso con un 2 a 0 que pudieron ser más.

Para la segunda mitad entramos de la misma manera, jugando a saltear líneas y esperar una segunda pelota forzada por Bergessio o Vecino. Se generaron algunas situaciones propias del empuje pero sin ninguna claridad, cada pelota que tomaban mediocampistas o defensas tenían un solo destino, fuerte y para arriba, cerca del área, llegamos a errar algunos goles solo con este argumento.

Liverpool se paró más de contra sabiendo de los espacios que dejaríamos en el fondo y con dos contragolpes se pusieron 4 a 0.

Un claro ganador, un solo equipo en cancha que dominó todo, lo anímico, lo futbolístico, lo físico y sobre todo lo táctico.

Debido a este resultado y los rendimientos, donde fuimos superados en el trámite por la gran mayoría de los equipos que enfrentamos, la directiva toma la decisión de que Giordano deje de ser el Director Técnico de Nacional.

En lo deportivo, Giordano es responsable mayoritario de este momento, tomando pésimas decisiones, pero también los dirigentes que apostaron a su continuidad, dieron toda la confianza y esperaron demasiado porque los resultados del resto de los equipos nos favorecían, sin evaluar que en los trámites de los partidos siempre nos superaban. Algún oyente nos comentaba en la transmisión que si el campeonato se jugaba con gente, esta decisión se tomaba mucho antes.

También hay una cuota muy importante de los jugadores, que no supieron adaptarse a situaciones de partidos, más allá de las indicaciones del entrenador y con rendimientos individuales muy irregulares.

Que el equipo se desarmó en el comienzo del Clausura no me cambia el pensamiento, porque si se quiere perdimos al Chori, único titular indiscutido, Cougo era el otro que venía jugando, pero el resto no. Entonces nos quedamos con menos opciones en el banco, eso es verdad, pero el equipo titular para el medio local seguía siendo de lo mejor. Los titulares de Nacional son titulares en el 90% de los equipos uruguayos (teniendo rendimientos normales).

Lo que se viene

Martín Ligüera es el elegido para jugar los partidos que restan del campeonato, estaba dirigiendo la Tercera División.

A Nacional se le vienen partidos importantes, el primero es frente a Boston River en el Parque, en caso de lograr la victoria nos quedaremos con la Tabla Anual y nos permitirá jugar las finales frente al ganador de Liverpool y Rentistas.

Un fierro caliente que le toca asumir al querido Martín Ligüera, hay mucho para mejorar. Nadie le va a exigir que cambie en dos días un rendimiento deficitario, solo espero que nos permita ver un equipo sólido, compacto, que conozca fortalezas y debilidades del rival, que a partir de ahí trabaje los partidos para lograr la victoria.

A Ligúera el mejor de los éxitos, a los jugadores que dejen la vida en la cancha y que jueguen con el corazón para llevarnos este campeonato y proyectarnos como todos deseamos en este 2021.

Santiago Canale
laabdon.com.uy
#LaVidaPorNacional