Sin generación

Una tarde hermosa con un solcito divino que invitaba a ir al estadio Centenario, la gente se prendió y acompañó al Decano.

Nacional salió al terreno de juego con el mismo equipo que le ganó a San Lorenzo, Conde en el arco; Fucile, García, Rolín y Espino en defensa; Romero y Oliva en la contención, Zunino y Castro en los extremos y arriba Barcia y Bergessio.

Pensamos en hacer por lo menos un partido parecido al de San Lorenzo, donde nos llevábamos el partido sin problemas, pero la realidad marcó que no fue así, principalmente porque no se generó tantas jugadas con la pelota al ras del piso.

A pesar de eso el Bolso tuvo muchas situaciones de gol que no pudo aprovechar.

Boston River hizo su trabajo presionando la salida de Nacional, no dejando recibir tranquilos a Oliva y Romero, a Castro y a Zunino también los marcaban de cerca y trataban de cerrar los caminos en donde el Decano es fuerte. Eso hizo que nos repitiéramos en pelotazos cruzados buscando a los extremos que muchas veces ganaron y pudieron desnivelar, pero la pelota no quería entrar, a veces por mala definición y otras tantas por intervenciones del arquero rival o de los defensas. 

En el primer tiempo Nacional buscaba sobre todo por el lado derecho donde Fucile no tuvo su mejor versión en el ataque, a pesar de esto tuvimos unas cuantas situaciones para abrir el marcador.

Bergessio lo tuvo tras un córner y el balón dio en el travesaño, nuevamente el argentino pudo convertir, pero realizó una mala definición y más tarde Zunino lo tuvo abajo del arco con una palomita que logra rozar, pero la pelota sale contra el palo.

Esas situaciones marcan a las claras que el Decano se podría haber ido al descanso con el tanteador a su favor, y que a nadie le parecería injusto si así hubiese ocurrido pero la realidad marcaba otra cosa, un empate a cero con un equipo que solo se dedicó a limitar al rival y aun así no pudo frenarlo del todo.

Para el segundo tiempo Castro se involucró más en la generación de juego y el rival presionó más atrás producto que Nacional se adelantó un poco más en el campo.

Esto hizo que los espacios fueran más reducidos, muchas veces las individualidades eran las encargadas de generar espacios y a veces lo consiguieron, aunque Boston River estaba sitiado y no podía más que defender cada vez más cerca del su arco y tratar de sacar algún contragolpe ya que nos desprotegíamos atrás.

Los minutos fueron pasando y Nacional seguía sin generar con pelota en los pies y solo con cambios de frente o con jugadas individuales llegaba al arco del rival, nos repetíamos en desbordes y centros, muchos de ellos mal direccionados o algunos no aprovechados por los delanteros.

El “Cacique” mete mano en el equipo poniendo a Viudez, tratando de que con su capacidad individual pueda abrir más espacios en una defensa que se hacía cada vez más fuerte. No pudo lograrlo y Castro quedaba muy solo para poder generar algo.

En los minutos finales buscó con el ingreso de Webó poder aprovechar algún centro, pero se lo notó falto de fútbol y ubicación.

Al final sucedió eso que todos preveíamos en la tribuna, en casi la única jugada que tuvo Boston River en el partido y después que Nacional no cortara a tiempo, la pelota deriva en un contragolpe letal para poner el injusto 1 a 0 a favor del local, que si bien no había hecho nada por la victoria, se lleva un premio a su tenacidad y lucha por mantener el arco en cero. 

Increíblemente a Nacional se le escapan tres puntos en un partido que tuvo paradójicamente poca generación de fútbol, pero muchas jugadas de gol que no supo aprovechar

 

Conde: En el gol no tuvo nada que hacer, la definición fue muy buena. Se lo vio seguro 

Fucile: No mostró su mejor versión, sobre todo en ataque. En defensa cerró su sector 

García: Trató de empujar al equipo desde atrás, en la jugada del gol debió cortar, quizás su único error

Rolín: Se fue lesionado, aunque no estaba muy seguro como otros partidos, quizás fue justamente por su lesión

Espino: No fue el mejor partido del “Pacha,” pero así y todo se las ingenió para ir permanente al ataque y generar espacios

Romero: Mucho despliegue, estuvo a punto de convertir en el final.

Oliva: No pudo influir con la salida prolija, recuperó un montón y le dio buen destino a balón

Zunino: Con su diagonal pudo sorprender, cuando pasó de lateral se lo vio más contenido con las subidas

Castro: Buscó la pelota por todos lados, fue el más incisivo y en sus pies llegaron las mejores ocasiones 

Barcia: La movilidad y entrega de siempre, aunque no pudo influir como en otros partidos

Bergessio: Estuvo peleado con el gol, tampoco lo buscaron mucho de espalda al arco que es cuando más se destaca

Erramuspe: A pesar de que el rival atacó poco, tuvo problemas

Viudez: No pudo influir todo lo que puede con su categoría

Webó: Se lo vio falto de fútbol, a pesar de eso luchó pero no pudo generar espacios

 

Nacional apronta la semana más linda del campeonato con una derrota, donde no se vio la mejor versión del equipo. A pesar de eso fuimos superiores ante un rival que solo se dedicó a defender y en una jugada encontró un premio mucho más grande de lo que merecía.

Ahora a pensar en el clásico que es un partido totalmente diferente y los jugadores lo saben.

 

El Mejor: Castro, se puso el equipo al hombro cuando las cosas no salían

El Debut: El de Webó en su nueva etapa en Nacional

Preocupación: La salida de Rolín y su lesión 

Por @Guille_Canale
laabdon.com.uy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *