Sensaciones encontradas

Nacional perdió 2 a 0, parece injusto pero el fúlbol no conoce esa palabra.

Previo al partido comentabamos que era una incertidumbre el funcionamiento que podía lograr este equipo ya que no había tenido ninguna participación más allá de los entrenamientos, ni siquiera encuentros amistosos.

Capuccio decidió poner el equipo que la mayoría nos hubieramos imaginado en cuanto a los nombres, salvando algún puesto específico.

Todos coincidimos que D´alessandro, Fernández, Gabrielli, Cándido debían ser titulares. Después debía decidir quien acompañaba a Corujo en defensa, eligió a Orihuela, quienes eran los mediocampistas por adentro prefirió a Carballo y Trasante. Después el resto del equipo se conocía.

Se puede suponer que la elección de Orihuela es porque el DT considera que debe ser el titular, a pesar de haber estado en cuarentena, tenía a Laborda, Marichal y Almeida como alternativa.

El planteo táctico con dos extremos y un punta se vuelvió a repetir pero además aparece nada menos que D´alessandro de enganche. Con este sistema hace jugar a L. Fernández de extremo cuando su mejor versión es cerca del área.

Yo creo que Ocampo es el mejor o uno de los mejores en los últimos 8 partidos y eso condiciona el sistema ya que si lo pone de extremo por derecha debe jugar otro por izquierda.

Teniendo dos puntas importantes como Fernández y Bergessio jugando juntos cerca del área sería una preocupación para cualquier rival, pero es un tema que deberá resolver Cappuccio.

El comienzo del partido mostró a un Nacional compacto, enchufado y sin mayores dificultades defensivas, con una clara intención de presionar en los saques de arco rivales y buscando a Ocampo y Fernández sobre todo con pelotas cruzadas por encima del lateral.

Esto generó un desborde de Ocampo que Bergessio cabeceó y el arquero sacó al corner, una mano al borde del área y poco más.

De Argentinos Jrs sabíamos que el juego aéreo era un arma importante y por esa vía llegó el gol, una falta desde la izquierda, cruzada al segundo palo Centurión amaga pero decide no salir y resguardar el arco, la pelota rebota, le queda a Avalos que remata mordido y pone el 1 a 0.

El mediocampo estaba muy disputado, Trasante era el motor que ocupaba muchos espacios con despliegue y entrega.

El local se cargó de faltas (16 en el primer tiempo), cortaron el juego en cada insinuación de transición rápida, no permitiendo que aprovechemos de mejor manera el mano a mano de Ocampo. A D´alessandro le puesieron marca personal, yo supongo que esto va a pasar también en los encuentros que se vienen, entonces pasa a ser determinante buscar sacar ventaja del espacio que va a generar esa marca.

En algún momento del partido pensé que entraba M. Cantera para permitirle ese desahogo, le cometieron muchas faltas y lo desgastaron al 10 tricolor, tanto que terminó acalambrado.

El segundo tiempo comenzó sin variantes ni en juego, ni en nombres. A Nacional le faltaba verticalidad, ser más agresivo arriba, con más peso, en el banco había nombres que le podían brindar estas características.

El reloj empezó a correr, salvo un cabezazo de Bergessio tras centro de Candido y un tiro libre de L. Fernández que pasó cerca no pusimos a prueba al arquero local.

Cappuccio decidió mantener el equipo hasta faltando 10 minutos ya con un hombre de más, decide poner a Marichal por Corujo, Almeida por Cándido, E. Martinez por Trasante, Vega por Ocampo.

Imagino que su intención era darle más peso en el área juntando a L. Fernández con Bergessio y abasteciéndolos con D´alessandro y Vega pero no ocurrió y por si fuera poco nos convierten el segundo tanto en una contra.

En definitiva, se vio la intención de ser protagonistas, intensos. Se nota la falta de tiempo de trabajo para que esto se vea plasmado en el terreno.

Podemos discutir si era necesario tocar tanto al equipo o apuntar más a lo que se venía trabajando antes, pero la realidad es que Cappuccio intenta hacerles llegar Su mensaje lo antes posible.

Es verdad que arriesgó con el sistema, también con darle tantos minutos a jugadores que hace tiempo no juegan oficialmente, pero es muy tentador tener en cancha a D´alessandro con lo que representa y con lo que jugó hasta que le dio el fisico.

Yo vi caracter, actitud y un resultado que termina siendo injusto. Veremos que ocurre la semana que viene donde enfrentamos a los colombianos en el Gran Parque Central.

Santiago Canale

laabdon.com.uy