San Bergessio

Compartir!

Olivera, de penal, abrió la cuenta para los de Carrasco a los 55′, pero Gonzalo Castro lo empató y Bergessio en la adición, selló el triunfo

El partido prometía ser un duelo interesante y desde el primer minuto ya mostró una incidencia clara. Cuando aún los equipos se estaban acomodando en cancha, una buena jugada colectiva donde la pelota pasó por Amaral, Cougo y Castro, terminó en una asistencia a Bergessio que pateó cruzado y se fue muy cerca.

Fénix acumuló gente en ataque y buscaba llegar por las bandas con velocidad, algo que por momentos incomodó a su rival, que ante el menor descuido lo podía pagar.

Pero Los de Munúa eran mucho más incisivos, tenían la pelota y el control del trámite en pos de una apertura que pudo haber llegado con un remate de Amaral y otro de Pablo García que desactivó Guillermo De Amores.

Agustín Canobbio fue quien protagonizó la más clara de los locales, con un intento que pegó en la parte externa de la red del arco de Rochet.

Después de los 20′ el partido era un transitar constante entre las áreas, sin contención en zona de volantes y con las acciones más elaboradas por parte de la visita.

Así fue como Pablo García pifió una definición al borde del área chica cuando le quedó el balón en los pies tras un cabezazo de Amaral y luego Gonzalo Bergessio con otro remate cruzado exigió nuevamente al arquero que respondió.

Lo cierto es que la defensa albivioleta no la pasaba bien cuando los albos apretaban el acelerador pero carecían, hasta ese momento, de precisión a la hora de concretar. Amaral, una vez más, la tuvo tras una asistencia del “Chory” pero su intento se fue apenas ancho.

De allí al cierre poco pasó en cancha, finalizando un primer tiempo movidito pero sin goles, donde Nacional mereció irse en ventaja.

Para el complemento ambos equipos retornaron haciendo cambios, en Nacional ingresaron Carballo y Santiago Rodríguez, mientras que en los locales hicieron lo propio Alaníz y Trinidad.

Los tricolores querían llegar al gol y seguían generando ocasiones que De Amores se encargaba de apaciguar, como un tremendo remate de media distancia de Bergessio que sacó en dos tiempos.

Eran minutos donde la visita ofendía con continuidad y nada hacía esperar el golpe que recibió instantes después. Una gran corrida de Ignacio Pereira por izquierda lo llevó a entrar al área y cuando gambeteó a Mathías Suárez, el lateral lo bajó en clara falta que Ostojich no dudó para pitar penal.

Bryan Olivera agarró la pelota, la acomodó y definió con mucha tranquilidad para vencer a Rochet y poner el 1-0 parcial en el cotejo.

Esto puso intranquilos a los de Munúa que comenzaron a apurarse en su afán de llegar al empate y dejando además algún espacio que el propio Olivera casi aprovecha con un remate de media distancia que sacó el arquero albo.

Pero la igualdad llegó a los 70′, en una acción que terminó con Bergessio maniobrando en el área, asistiendo a Gonzalo “Chory” Castro, el mejor de su equipo y éste, con seco remate, le venció las manos a De Amores para el 1-1.

De allí en más el partido creció en emoción pero bajó en su calidad de juego, con equipos que ponían mucho en cancha y situaciones que se generaban a impulsos individuales.

Con el tiempo cumplido los de Capurro tuvieron la gran chance del triunfo, tras un centro que encontró al zaguero Barboza que se había mandado sólo, pero este sin oficio no supo definir con claridad.

Los albos también tuvieron la suya, con una corrida de Santiago Fernández que quedó de cara a De Amores, pero el golero ganó el mano a mano para que nada se moviera en el resultado.

Pero la carta ganadora era del visitante y se llama Gonzalo Bergessio que apreció a los 90’+4′, un centro que Vecino conectó, tapó el golero y en el rebote, el argentino ajustició.

Festejo y pitazo final de Ostojich que marcó un triunfo agónico de Nacional, que llegó a 16 unidades, las mismas que el líder, Wanderers, que este domingo chocará con Peñarol.

 

 

 

 

 

 

 

 

futbol.uy
Título Original: “Apertura: Nacional venció 2-1 a Fénix con un gol de Bergessio en la adición y sigue arriba”