River bajo la lupa

River Plate (Arg) vs Nacional (Uru), Jueves 21.30 hrs, Estadio Libertadores de América.

En el presente informe, trataremos de describir el andar de River Plate, rival del glorioso Nacional, a través de diferentes datos acerca del equipo, y también conocer algunas diferencias con respecto al, para mí entender, el mejor River de todos los de Gallardo (2014-presente), el del 2019.

Si bien, en el año 2019, River no logró ganar la Libertadores, su equipo ofreció un caminar muy firme en todas sus líneas. Aquel equipo disponía un sistema 4 4 2 de base, el cual utilizó en todo el 2019. Uno de los jugadores más importantes era el volante polifuncional Ezequiel Palacios, quien ofreció un gran despliegue tanto en ataque como en defensa, con un pase directo y preciso, entre líneas, que le permitió al equipo mostrar un nivel de esplendor.

 

El once inicial de aquel equipo (Armani, Montiel Quarta Pinola Casco, Fernandez Enzo Perez Palacios De La Cruz, Borré Suarez) tenía cuatro jugadores titulares en la selección Argentina (Armani, Montiel, Martinez Quarta y Palacios), de los cuales los últimos 2 ya no forman parte del plantel. Éste equipo se vio desmembrado por la dolorosa ida (a nivel funcionamiento) de Ezequiel Palacios al fútbol Alemán, en enero de este año, y luego, la ida de Martinez Quarta al fútbol Italiano.

Ante este panorama, Gallardo no contrató ningún jugador para su reemplazo (River no hace incorporaciones desde Septiembre del 2019) sino que intentó su reemplazo mediante el uso de diversos sistemas tácticos, entre los que destacan el 5-3-2, 4-3-3, 4-4-2. El que haya usado tantos sistemas diferentes, muestra a las claras que no ha logrado reemplazar futbolísticamente al jugador, y, aunque los resultados han sido buenos en este año, el funcionamiento no lo es tanto. El equipo, sin él, aunque sigue siendo un equipo que presiona de buena manera, perdió mucha presión e intensidad, la calidad de pase empeoró, y las asistencias, se observan menos que antes.

A continuación los datos de River y de los sistemas tácticos a lo largo del 2020.

En el 2020, River disputó 22 partidos oficiales, de los cuales 10 fueron pre pandemia y 12 post pandemia. De los 22, ganó 16, empató 4 y perdió 2, con una efectividad del 78,8%, 46 goles a favor y 16 en contra. Los sistemas, en los 22 partidos, variaron entre los ya mencionados anteriormente.

 El 50% de los 22 partidos (11 partidos) utilizó el sistema 5 3 2 (con Rojas -defensor central- reemplazando a Palacios), pero post pandemia sólo lo utilizó en 2 encuentros (vs Banfield y Paranaense). De los 11 partidos, River ganó 9 y empató 2, mostrando un 87,8% de efectividad de puntos conseguidos, además convirtió 23 goles y recibió 4. Aunque los datos son buenos, con este sistema perdió el último torneo argentino vs Boca Juniors, debido a que empató los últimos 2 encuentros. Con este sistema se vio aumentada la solidez, y los carrileros (Montiel y Casco) largados al ataque permanentemente, jugando como extremos en reiterados momentos del partido.

 En 6 cortejos de los 22 (27,2%), utilizó un sistema 4 3 3, y los 6 fueron post pandemia, utilizando a Julián Álvarez (delantero) en lugar de Palacios. 4 partidos ganados, 1 empatado y 1 perdido fueron los resultados, con una efectividad del 72,2% con 16 goles a favor y 7 en contra. Si bien Álvarez hizo 5 goles con este sistema, a River le dominaron el mediocampo y el funcionamiento no fue el mejor.

 Los restantes (5 cortejos -22,7%) utilizó un 4 4 2, con 3 ganados, 1 empatado y 1 perdido y el 66,6% de efectividad, 7 goles a favor y 2 en contra. Al utilizar este sistema, el jugador que reemplazó a Palacios se dividió entre Sosa y Zucullini.

Cabe resaltar que, en todos los partidos y ante la sorpresa, el jugador elegido para reemplazar a Martinez Quarta fue Paulo Diaz y no Robert Rojas como se suponía. El mismo Paulo Diaz, es el jugador de andar más flojo en el equipo, mostrando una llamativa desconcentración a la hora de marcar a los delanteros rivales. Pareciera que reacciona unos segundos más tarde que los rivales, lo que hace que lo anticipen de manera reiterada, y debido a estas desconcentraciones River recibió varios goles.

 Otro dato a marcar, es que de los 16 goles recibidos, 5 fueron de pelota parada (córners y tiros libres desde los costados) y 2 de penal. De los 46 efectuados, 9 fueron de pelota parada y 2 de penal. El balón parado en contra es un problema para River, ya que no es el fuerte de Armani salir en los centros, por lo que tiende a mantenerse sobre la línea del arco, lo que decanta en que el equipo defiende muy cerca de su arco en la pelota parada.

Llamativo es el tema de los penales, ya que los jugadores del actual plantel, de los 22 penales que ejecutaron (en River) erraron 12. De La Cruz y Borré con 3 errados cada uno están en el tope de la lista, y de los últimos 7 penales, River erró 6.

Cabe destacar, que los goleadores en el 2020 de River son: Borré (8 goles), Suarez (6), Álvarez (6), Fernández (5), Rojas (4), Pratto (4), De La Cruz (3).

Para este encuentro, Enzo Pérez sería reemplazado por Ponzio (38 años y capitán del equipo), y usaría la línea de 5 según, la cual probó estos días en los entrenamientos, aunque también ensayó línea de 4 ingresando Zucculini por Robert Rojas.

El equipo posee un promedio de edad elevado, contando con jugadores de mucha experiencia y algunos otros más jóvenes. Vs Nacional jugarían Armani (34 años), Pinola (37), Casco (32), Fernandez (30), Ponzio (38), Suarez (32).

 El probable equipo sería Armani; Montiel, Diaz, Rojas, Pinola, Casco; Fernandez, Ponzio, De La Cruz; Borré, Suarez.

Para concluir, sobre Gallardo, hay que mencionar que finalizó su carrera como jugador y comenzó la de DT (2011-2012), en Nacional de Uruguay, club con el que está muy encariñado y con el que ganó 2 títulos.

En River, asumió en 2014, ganó 11 títulos, y sus datos, en duelos de eliminación directa, son: de 66 duelos de este tipo (contando torneos internacionales y nacionales) Gallardo supo ganar 54 y perder 12, sus principales víctimas fueron Boca (5 eliminaciones) Guaraní (2 eliminaciones) y Cruzeiro (2 eliminaciones).

Si nos centramos en duelos eliminatorios de torneos internacionales, Gallardo dirigió 31 llaves, ganó 25 y perdió 6. Centrándonos en la Libertadores, dirigió 17 duelos, ganó 14 y perdió 3 (vs Independiente del Valle en 2016, Lanús en 2017 y Flamengo 2019). En Sudamericana dirigió 8 de los cuales ganó 7 y perdió 1 (Huracán en 2015). Por Recopa dirigió 3 y ganó 3. En mundiales de clubes dirigió 3 y perdió 2 (vs Barcelona 2015 y Al ain 2018), estando en este torneo su mayor déficit.

Por último, un dato llamativo, es la primera vez que Gallardo enfrentará a un equipo Uruguayo en duelos internacionales oficiales, como director técnico. Nunca, desde que comenzó su carrera, se enfrentó a un equipo Uruguayo, ni en fase de grupos ni en duelos eliminatorios post grupo.

Sebastian Gramaglia, desde Argentina
laabdon.com.uy
#LaVidaPorNacional