“Jugar en Nacional fue un sueño cumplido”

Compartir!

Esteban Conde atajó en Nacional desde mediados del 2015 hasta junio del 2019 y, actualmente en Banfield, recordó en Locos por el fútbol (DelSol 99.5 FM) lo que fue su paso y su salida del club tricolor.

“Fue el sueño cumplido jugar en Nacional, el punto máximo fue haber levantado un trofeo siendo capitán de Nacional, fue tremendo para mí”, comentó el arquero refiriéndose a la Supercopa Uruguaya ganada en 2019 tras vencer por penales a Peñarol.

“Uno deja de lado lo ultra competitivo de futbolista y volvés a ser un gurí, me pasó también con el Campeonato ganado con Martín Lasarte, en el momento de la celebración se te viene toda la familia a la mente, es tremendo; al final dentro de cada jugador está lo amateur, después cada uno le da la importancia que quiere, pero en definitiva cuando somos gurises pateamos la pelota por placer, en el profesionalismo también te pasa, sucede que aparecen responsabilidades que también tenés que atender”, aseguró Conde.

Con Naconal el golero ganó el Campeonato Uruguay 2016, los Torneos Intermedios de 2017 y 2018 y la Supercopa Uruguaya en 2019. Además, en 2016 participó de una gran Libertdores donde el tricolor quedó afuera por penales en cuartos de final ante Boca en La Bombonera.

En cuanto a si extraña actualmente a Nacional, comentó que es de las personas que trata de vivir el presente a pleno y que incluso en líneas generales intenta extrañar poco, aunque remarcó que vivir el mundo Nacional internamente ‘después de haberlo soñado fue algo redondo’.

“Fuimos campeones con Lasarte, veníamos de la buena Libertadores con Munúa, y después me pasó que me empecé a meter con el Más Unidos Que Nunca y eso provocó una mochila, y ser capitán de Nacional también, sí sentí el desgaste de esas situaciones pero bueno yo las elegí también, no me estoy quejando, estoy analizando; son experiencias que valen la pena vivir más allá de los resultados porque te hacen crecer un montón, nada para quejarse” relató Conde.

Sobre su salida del tricolor sostuvo: “No fue con bombos ni platillos, es la verdad, pero llegué de la misma manera: vine contratado de Atlético Rafaela y Gustavo (Munúa) me dio la posibilidad de cumplir el sueño de jugar en Nacional”. Tras una buena Libertadores, renovó contrato y luego se consagró campeón uruguayo con Lasarte en el Especial de 2016.

Luego asumió como entrenador Alexander Medina, cuyo trabajo Conde recordó de esta manera: “Es increíble que el proceso de Medina no haya terminado con el campeonato uruguayo con todo lo que se trabajó y habiendo ganado gran parte del año, el trabajo era espectacular, con un trabajo minucioso e impresionante que terminó sin cristalizar un campeonato; a veces el fútbol tiene esas injusticias. Se merecía ese campeonato y la continuidad del proceso”.

Conde sabe que en el fútbol el resultado manda y que los errores de los arqueros son más recordados. Por la Copa Sudamericana 2018, Nacional enfrentaba a Fluminense por los cuartos de final y un error de Conde propició el tanto de la victoria y clasificación de los brasileros en el Parque Central.

“Me castigué muchísimo por ese error, porque dentro de las cosas que más soñé fue ganar un torneo internacional con Nacional y estuvimos cerca, se escapó y quedó marcado por un error mío. Hay un pique a tierra y devuelven la pelota y ellos estaban apurados por el resultado, me presionaron y me descolocó un poco y quise jugar con el Pacha (Espino), que me quedó escondido atrás de Diego (Polenta); me sorprendió que me fueran a presionar porque me habían devuelto la pelota, y me interceptaron el balón y luego hicieron el gol”, recordó.

Algunos meses después, y siendo relegado por el entrenador Álvaro Gutiérrez, sintió en junio del 2019 que su ciclo en Nacional ya estaba cumplido: “A fin de año seguramente no me iba a renovar, lo único que se hizo fue acelerar la salida, sí que no fue esa salida esperada, había tenido la oportunidad de irme a Deportivo Cali porque me quería Gerardo Pelusso, capaz que en ese momento me iba con otra imagen. No me fui mal ni dolido, estoy feliz con la experiencia de Nacional”.

El golero dijo no seguir un plan y que las cosas “se van dando” en relación ante un posible regreso al fútbol uruguayo. También destacó el nivel del arquero panameño Luis Mejía, hoy titular en el tricolor: “Se lo ganó, no fue una casualidad; cuando uno se pone más grande ya no tiene la furia de un gurí, en Danubio me tocó llegar y estaba Barbat, empecé siendo suplente y empecé a apretar; cuando salí del equipo de Nacional no sé si tenía las fuerzas para seguir peleando el lugar, a veces hay que decir me corro y ya está, a veces he pecado de demasiada autocrítica, pero trato de ser honesto, Mejía estaba en un momento espectacular y lo demostró”.

Hoy en día está entrenando en su hogar ante la cuarentena, siguiendo los trabajos que le indican desde Banfield, su actual club, donde es suplente de Iván Mauricio Arboleda: “Arboleda es un arquero colombiano que ya estaba en el club, relegado cuando yo llegué, pero cuando volvió Falcioni se volvió a ganar un lugar”.

En Banfield comparte plantel con Daniel Osvaldo, incorporado recientemente: “Es verdadero en su manera de ser, no anda con mucha vuelta, como compañero es uno más, es re sencillo, se había retirado y volvió, le ha sido difícil reencontrarse con su físico porque volver después de tres años sin jugar no es para cualquiera”.

En cuarentena Conde aprovecha el tiempo para ordenar las ideas y actualizarse en la formación como futuro entrenador y ya plantea que Mauricio Victorino y Sebastián Fernández serían los otros integrantes de su futuro cuerpo técnico, aunque “el problema” es que tanto el arquero como Victorino quieren ser entrenadores principales.

Por último, se refirió a su paso por la selección uruguaya: “Es un recuerdo impresionante, yo había estado cuando recién inició la era Tabárez con tres o cuatro citaciones, y luego estando en Nacional me volvieron a convocar. Fue vivir con otra edad y experiencia el hecho de estar en la Selección, me va a quedar para siempre por el hecho de vivirlo tan grande”.

Conde comentó que les preguntaba tanto a Luis Suárez como a Edinson Cavani cómo es convivir con el hecho de no poder pasar desapercibido y que vivir desde adentro el proceso Tabarez, “fue una experiencia espectacular”.

 

 

 

 

 

espn
Título Original: “Esteban Conde: “Jugar en Nacional fue un sueño cumplido”