¡Hay quinto partido!

Con un gran rendimiento colectivo y Cabezas como figura, Nacional venció categóricamente a Aguada y forzó el quinto partido de la serie.

Bruno Tasende / Salimouy

El arranque del match tuvo a Nacional mejor plantado en cancha. Defendiendo de buena manera y generando situaciones favorables para sus internos a través de Santiago Moglia, que en los primeros minutos asumió responsabilidades ofensivas, que le permitieron al tricolor sacar una pequeña ventaja finalizando los primeros diez minutos: 25-16.

El segundo chico tuvo rachitas, la primera fue Tricolor, que con transiciones rápidas y lastimando perimetralmente, llegó a abrir la máxima de 15. Pero Aguada reaccionó, y con Bavosi liderando la conducción aguatera, junto con el ingreso de Thornton, achicó rentas. Pero nuevamente Nacional iba a ser más inteligente en las lecturas de las ventajas, volvió a correr la cancha, volvió a cargar el bajo tanto con Hatila (infernal) como con Mitchell, y con aportes interesantísimos de Emilio Taboada, se fue al descanso ganando 44-35.

La tónica del complemento se mantuvo. Aguada padeciendo el partido defensivamente, dependiendo exclusivamente de Thornton en ofensiva y esperando a que Leandro se iluminara. Cosa que nunca pasó. Nacional siguió en lo suyo, Hatila lastimando en el bajo y bancando muchísimo atrás, los dos bases siendo inteligentes a la hora de generar situaciones favorables y lastimando de afuera. La ventaja no bajó de 10 puntos, y hasta se amplió. Los tricolores encararon el epílogo ganando 68-52.

¿Los últimos diez minutos? Sobraron, hasta que promediando la mitad del último chico Aguada insinuó una pequeña reacción, que Nacional controló a tiempo para cerrar el partido con tranquilidad. El bolso ganó 85-72 y forzó el quinto y decisivo encuentro en busca de un lugar en la final de la Liga Uruguaya.

 

 

 

 

 

 

 

basquettotal
Título Original «Le pinchó la burbuja»