«El segundo gol es el que rompe el partido»

Alejandro Cappuccio, entrenador de Nacional, dio una corta conferencia de prensa tras la derrota 3-1 a manos de Universidad Católica en Santiago, donde volvió a mostrar su preocupación por una nueva tarjeta roja que complicó las chances del equipo para lo que viene en la Copa Libertadores.

“Ya nos había pasado con Atlético Nacional y a nivel internacional jugar con un jugador menos es un hándicap demasiado grande”, expresó el director técnico tricolor sobre la tarjeta roja que el árbitro brasileño Anderson Daronco le mostró a Christian Almeida a los 83’ por un manotazo en el rostro del delantero argentino Fernando Zampedri. A diferencia de la que sufrió Guzmán Corujo hace una semana, ésta es incuestionable.

Cuando se le preguntó si el flanco derecho fue el sector más flojo de su equipo a nivel defensivo, evitó focalizar las responsabilidades de sus dirigidos y salió elegantemente del paso manifestando que “el fútbol es colectivo”, a lo que agregó que el partido ante Universidad Católica “era parejo”.

“Cada vez que llegábamos los estábamos dañando. Ellos tenían posesión y terreno pero las situaciones de gol eran parejas hasta el segundo gol, que fue lo que hizo un click en el partido, reafirmado después con la expulsión. El segundo gol es el que rompe el partido. Hasta ese momento estábamos iguales en situaciones, pero los goles son los que hacen valer los puntos”, concluyó.

El plantel de Nacional retornará a Montevideo hoy a las 18 horas y ya debe poner el foco en el partido del próximo miércoles visitando al Atlético Nacional, con la incertidumbre respecto a si se jugará en Medellín o en otra ciudad.

El equipo colombiano jugará hoy ante Argentinos Juniors en Asunción cerrando la tercera fecha del grupo F, que tiene al elenco argentino primero con seis unidades y a los verdolagas segundos con cuatro. Universidad Católica aparece en el tercer lugar con tres y el Bolso cierra con una.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FútbolUy

Título original: «Nacional: “Las situaciones eran parejas hasta el 2-1”, analizó Cappuccio tras la derrota»