Doble criterio

Hay molestia en los tricolores por la diferencia de criterios con otros protocolos.

 

En Nacional hay molestia con las autoridades sanitarias de Uruguay por lo que sucedió con Agustín Oliveros, quien tuvo contacto directo con varios positivos de COVID-19 (de la selección uruguaya) y no le permitieron reducir la cuarentena a cinco días con hisopados negativos para poder viajar ayer a Ecuador y poder jugar mañana ante Independiente del Valle.

¿Por qué la molestia? Por las diferencias de criterio en los protocolos. Un ejemplo es el de Manuel Romero, basquetbolista tricolor, que el lunes también tuvo un contacto directo con un positivo de COVID-19 (Gianfranco Espíndola) y el sábado pudo jugar por los cuartos de final de la Liga Uruguaya de Básquetbol contra Defensor Sporting.

Por si fuera poco, Nicolás De la Cruz, futbolista de River Plate argentino y que también estuvo en la Celeste como Oliveros, fue convocado por el técnico Marcelo Gallardo para viajar a Brasil y enfrentar hoy a Athletico Paranaense en el Arena Da Baixada. La explicación en este caso, son las diferencias en los protocolos que existen entre Uruguay y Argentina.

Si Nacional incumplía la decisión del MSP y Oliveros viajaba igual, habría responsabilidad penal de la institución tricolor.

 

 

 

 

 

 

 

Ovación
Título Original: “Nacional hizo todo lo posible por Agustín Oliveros”