Con la mano derecha

Compartir!

Nacional, tras dos alargues, venció a Defensor Sporting 97-91 en un partidazo que regaló el comienzo de Playoffs. Manuel Romero fue la gran figura en el segundo suplementario.

Se abrió el fuego de Playoffs con un juego que prometía paridad. Comenzó mucho mejor Defensor aprovechando la ventaja de centímetros. Generaba desde el pick habilitando las caídas donde Gadson y Daniels eran muy difíciles de frenar para la defensa rival. Minuto de Zylbersztein con rápido cambio de estrategia; defensa en zona 2-3 que le sacó fluidez a Sporting. Si bien los de Tito hilvanaron defensas y corrieron la cancha, le costó en la ofensiva estacionada. El tricolor fue construyendo con puntos de Hatila y Moglia. Hubo mucha rotación de parte de los dos entrenadores, dentro de ese panorama, a los de Punta Carretas le costó llegar al gol y el bolso aprovechó para correr la cancha. Se fueron 22 iguales.

En el segundo continuó la paridad, pero bajó el caudal de goles. Pereyra desde la defensa intensa fue importante en Sporting que siguió trancado pero encontró reditos en los rebotes de ataque para goles de segunda oportunidad. Nacional, en tanto, aprovechó a campo abierto y gozó de un Carlos Cabeza en modo campeón del Mundo. El base puso un par de bombas y asistió, siendo goleador y generador en ese pasaje. Dentro de la paridad, con Glass y Gadson lo trajó el fusionado para irse sin vencidos ni vencedores, empate en 37 al descanso largo.

El tercero arrancó con bomba de Dotti, lo que hacía presagiar una levantada en el juego de Sporting que tampoco llegó. Nacional jugó desde los posteos de Hatila, y aprovechó las ventajas del brasileño en el juego interno que, además, leyó de forma espectacular los cortes hacia el aro. Defensor tuvo errores llamativos atrás que permitieron goles fáciles. Intentó  ir a la zona Tito, pero tampoco le funcionó. Con Bastón cargando y Ottonello colocando un punto en la pintura, el fusionado se acercó, pero nuevamente el Bolso sacó diferencias con un gran cierre de Cabezas para irse 63-57 al último.

Hatila siguió dominando el rebote y hasta colocando puntos acompañando los ataques rápidos con caídas por el centro de la ofensiva. Si bien Nacional estaba mejor, Defensor encontró puntos de Dotti y Bastón para mantenerse a una bola. La virtud de los de Tito fue atacar el centro de la zona, donde hubo pasividad defensiva de Passos. Gadson apareció en momento cumbre con cinco puntos al hilo para pasar 71-69 a falta de 3.31.

Desde ahí, el Bolso perdió toda la fluidez defensiva que había tenido, solo encontró un gol sobre la chicharra de Souberbielle. Daniels colocó otros cinco tantos, lo que parecía inclinar la balanza. Pero Cabezas tenía otros planes y puso una bomba vital para acercar a su equipo a mínima faltando 27 segundos. Gadson perdió la bola para liquidarlo cuando Zylbersztein decidió defender. El Tricolor la recuperó con 6.7 por jugar, tras minuto fue fouleado Morrison que dejó el primero corto y puso el segundo largo. Le quedaba poco más de 4 segundos a la viola para ganarlo. Gadson la subió con muchísima tranquilidad y si bien la clavaba con tabla desde ocho metros, el bombazo que pudo ser heroico fue fuera de tiempo; alargue tras empate en 77.

El Bolso comenzó mejor el suplementario. Pero triples de Dotti y Acosta sacaron de los pelos a Sporting cuando volvía a ser superado. Morrison con un libre y un doble a tabla lo volvió a igualar cuando quedaban 37 segundos. De ahí en más, repartieron errores, y tras igualdad en 83 nos fuimos a otra prórroga.

El segundo tiempo extra comenzó con Romero asumiendo para darle ventaja de cuatro a los de Zylbersztein. El equipo de Tito intentó arrimarse a los ponchazos, pero Nacional sacó oro desde el pick central de Romero con Hatila. En Sporting tiraron demasiados triples los internos, cuando el lanzamiento fue de Acosta, encontró red. Más allá de eso, El Galleguito tenía otros planes y lideró desde sus puntos y asistencias a Nacional para quedarse con el primer punto de la serie.

 

 

 

 

 

 

basquettotal
Título Original: “Un cuento de Gallegos”