Chau Copa

Nacional se despidió de la peor forma de la Copa Libertadores: cayó 6-2 ante River Plate en el Gran Parque Central.

Nacional salió con una postura diferente al partido de ida: con más gente en ofensiva y con la intención de presionar a los jugadores de River Plate. Es así que en los primeros momentos del juego consiguió algo que no había hecho en Buenos Aires: probar a Franco Armani.

Después de una jugada entreverada, Emiliano Martínez comandó el ataque y en una pared con un defensor “Millonario” le volvió a quedar al volante tricolor y sacó un buen remate para que el arquero de River la mandara al tiro de esquina.

Esto produjo un gran problema para Nacional: el aspecto defensivo. Alfonos Trezza tuvo algunos inconvenientes por la banda derecha. Por ese sector llegó solo Jorge Carrascal y, una vez más, Sergio Rochet salvó al local.

Si todo estaba complicado para Nacional (que debía dar vuelta un 0-2) se dio algo peor: la expulsión de Rochet. El arquero salió bajó a Matías Suárez afuera del área y Roberto Tobar no dudó en sacarle la roja. Luis Mejía ingresó por Trezza.

Con un jugador menos aumentaron los espacios y eso fue un caramelo para River Plate. Tras un pelotazo largo Jorge Carrascal realizó un estupendo enganche y disparó para meter la pelota en el ángulo. Nada pudo hacer el portero panameño.

Cerca del final de la primera parte el equipo de Marcelo Gallardo volvió a marcar. Nicolás de la Cruz agarró la pelota por el sector izquierdo y llevó a cabo un estupendo remate para poner el 2-0 a los 45′. Sin embargo, en la siguiente acción Nacional descontó de la mano de Ayrton Cougo.

El complemento arrancó con un golpe al mentón de Nacional. Fabrizio Angeleri desbordó por el sector izquierdo, tiró el centro para que Suárez la bajara y Bruno Zuculini la mandara a guardar.

Jorge Giordano metió mano en el equipo: mandó a la cancha a Ignacio Lores y Santiago Rodríguez, quien su primera participación fue muy buena. La primera pelota que tocó el número 23 convirtió el 3-2 a los 55′.

El partido comenzó a desvirtuarse debido a la buena renta que tenía River Plate. Los tricolores fueron en busca de más goles al igual que el equipo argentino. La primera para remarcar: tiro libre de De la Cruz que salvó Mejía. En la siguiente: un cabezazo en el área del “Millonario” que dio en el palo.

Sin embargo, River Plate no sacó el pie del acelerador. Rafael Santos Borré metió un hat-trick (65′, 75′ y 80′) para establecer el 6-2 final. De esta manera, se acabó la historia de Nacional en la presente edición de la Copa Libertadores de América.

 

 

 

 

 

 

 

futbol.uy
Título Original: “Libertadores: Nacional se despidió con una dura goleada 6-2 ante River Plate en el GPC”