Apronte con victoria

Nacional gozó de la mano de Santiago Moglia en el último cuarto, para sacar un puntazo ante Urupan, en cifras de 86-73.

El inicio del juego fue sumamente atractivo, entre un pandense que encontró puntos en el abanico goleador de Ottonello, que saltó desde el arranque a diferencia de otras noches, y un tricolor que generó a partir de Romero saliendo del bloqueo central. Los porcentajes a distancia, le dieron al verde una ventaja temprana de 9 (13-4). Tras minuto de Volcan, la bola de su equipo empezó a pasar más por la mano de los extranjeros, pero Sarni encontró la respuesta con una bomba del eje, que mantuvo la efectividad del canario desde más allá de los 6.75. De esta forma con un soberbio 5/6 en triples, el de la Ciudad Industrial, entró al primer descanso 9 arriba (24-15).

El juego de Miller de frente arrimó a un Nacional que salió al segundo chico con una defensa más arriba de la bola, ganando en intensidad con el ingreso de Prieto y agregando un triple de Jefferson, se colocó sólo a 3 (24-21). Bivins solucionó el mal momento de la visita, saltando de la banca con triple y una hundida en contraataque. Antonio, intratable en cancha abierta evitó la reacción de su rival y finalizó con ventaja de 7 (41-34), el primer tiempo.

El Bolso lo trajo en un abrir y cerrar de ojos con un temprano 9-0, con un efectivo Miller de cuarta y una bomba de Morrison, para dar la vuelta el juego. Tras minuto de Yaquinta, Sarni empezó a asumir desde la generación y tomando los bloqueos centrales, otra vez puso al de Pando al mando. Moglia y Miller triplearon para darle al tricolor dos posesiones de ventaja por primera vez en el juego. Con un buen juego de ayudas defensivas, Nacional complicó las vías de gol de su contrario y sacando faltas tras ataques al aro, llegó a abrir 8 y conservó esa ventaja al último descanso (59-51).

Cáceres le dio esperanza al pandense con un temprano triple y rápidamente, un 2+1 de Ottonello, puso a 4 a su equipo. Después de un mal juego tirando desde el perímetro, se guardó la batería de bombas para los diez minutos finales, en cada intento de reacción de la visita. Moglia y Morrison sumaron. Jefferson fue un pilar fundamental como protector de aro, al igual que el control sobre Sarni. Las caídas de Miller y Jefferson le hicieron mucho daño a Riauka y dificultaron la reacción del equipo de la Ciudad Industrial. Un infernal Moglia, con triple y corrida, terminó tirando por la borda todo el esfuerzo del verde, comprometiendo su chance de finalizar con el “3”. Por su parte, Nacional mantuvo viva la chance de pelear por la ventaja en su visita a Peñarol

 

 

 

 

 

 

basquettotal
Título Original: «Santificada sea su mano»