A puro corazón

Nacional derrotó en un partidazo a Urunday Universitario por cifras de 88-81 con un gran trabajo colectivo, una defensa en zona a lo largo de toda la noche que suplió a la perfección las bajas de Batista, Mitchel y Colier ausentes por Covid.

El arranque fue todo del tricolor, mostraron una defensa muy inteligente, primero en cuadrado uno, yendo Rusch sobre Facundo Medina y prácticamente lo anuló, Silvarrey fue quien asumió en el estudioso. Por su parte el ataque de Nacional fue con una gran efectividad desde más allá de los 6.75 con Pierino, Moglia y Souberbielle, así le sacaron 11 (19-8). Héctor da Para pidió minuto, descontento con lo que demostraron los suyos dentro del rectángulo de juego, mandó cambios, Aguilera y Delgado aportaron al menos rebeldía, el Tico tomó rebotes ofensivos a la ahora defensa en zona del bolso, así y todo los tricolores se quedaron con el primer chico 24-16

El segundo cuarto continuó con la misma tónica que el anterior, Nacional con un gran trabajo de su perímetro con Moglia como estandarte, así abrieron 13 (30-17). Urunday ajustó en defensa, no dejó lanzar tan cómodo y en ofensiva el banco fue la solución con Suárez y Delgado como abanderados y algún chispazo de Elliot para achicar. Cuando las papas quemaban apareció el momento Morrison en el encuentro, tomó todas las ofensivas para él con gran efectividad. En defensa el bolsilludo no aflojó y tomó la máxima de 15 (46-31), por su parte con puntos de Lee (que habló más de lo que jugó) los dirigidos por Da Prá achicaron y se fueron abajo 46-34.

Los muchachos de Zylbestein salieron a 220 Souberbielle con la mano hirviendo, Morrison siendo fundamental, la defensa los hizo enorme y salieron con transiciones rápidas que ejecutaron de gran manera, así sacaron máxima de 19 (59-40). Urunday desconocido, no gravitó la tabla Lee en cuenta gotas, Jackson estuvo fuera por problema en su rodilla y vio poca acción y el partido se le hizo cuesta arriba. Da Prá pidió tiempo y a la vuelta del mismo en un abrir y cerrar de ojos un 10-0 con dos bombazos de Medina para cambiar la pisada y decididamente cambió la tónica del partido apareció algo de Elliot y cargaron más con Lee. Nacional ya no estuvo tan cómodo en la zona mientras que en ataque el aire faltaba y la bola no quería entrar con libres de Marcel y una bandeja de Larrea fue la calma en medio de la tormenta para cerrar arriba 65-53.

Los diez minutos finales empezaron con un nuevo momento Morrison con siete puntos al hilo más triple de Moglia para volver a tomar 19 (72-53). Los del Prado ajustaron en ataque, pusieron la bola abajo y el tándem Delgado/ Lee empezó a ser fundamental y el estudioso mejoró en ambos sectores con un parcial de 17-4 poniéndose decididamente en juego. A Nacional no le respondieron las piernas, le faltó oxígeno y el desgaste en la pintura lo sintió cada vez más. Urunday aprovechó el envión anímico, el Tico se hizo enorme y se pusieron a cuatro (78-74). El Bolso aguantó el sacudón, se plantó en defensa, luchó y en el cierre apareció Souberbielle, se cargó el equipo al hombro con libres y un triple que fue una apuñalada para el estudioso. Nacional ganó y ganó bien por cifras finales de 88-81 y quedó a un partido de meterse en la final.

Lo más importante para el Bolso es que colectivamente varias figuras que no venían demostrando un gran rendimiento levantaro, lo hicieron en una noche clave, suplieron la ausencia de tres figuras como son Batista, Colier y Mitchel, ahora quedó match point en búsqueda de la final

 

 

 

 

 

 

basquettotal
Título Original: «Zona Tricolor»