“Un sueño poder ganar algo con Nacional”

“Me fui de Nacional cuando estaba en sexta porque con Álvaro Gutiérrez no jugaba. Ahora espero quedarme muchos años”, dijo el joven volante tricolor.

La gran revelación del Torneo Apertura fue Christian Oliva, quien debutó a nivel oficial en el primer equipo de Nacional el 31 de enero frente a Chapecoense en Brasil, con victoria 1-0, y desde entonces se transformó en pieza fundamental. De hecho, junto a Esteban Conde es el único que ha disputado todos los partidos de Copa Libertadores en lo que va del año.

“Fue un sueño poder ganar algo con Nacional y me deja muy contento. Seguiremos buscando logros”, explicó al programa Las Voces del Fútbol, de la 1010 AM, el volante central de 21 años, quien registró en el Apertura nueve encuentros de los 14 que jugó el equipo. Por tanto, lleva 18 disputados de 23 posibles y en 17 fue titular, con una marca de dos goles y seis tarjetas amarillas.

En cuestión de cuatro meses pasó de ser un desconocido para los hinchas a titular indiscutido. “No fue fácil porque se dio todo muy rápido”, admitió el joven que fue ascendido tras los clásicos de verano. “Fuimos a debutar en lo internacional y me enteré que iba a jugar de titular. Me puse contento pero nervioso también porque era una responsabilidad enorme. Trato de disfrutarlo al máximo”, recordó.

“No es fácil jugar en el primero de Nacional y mantenerse, pero yo le agradezco al equipo porque me dio la confianza. Teniendo el apoyo de los compañeros y la confianza se hace todo mucho más fácil. Uno trata de hacer lo más fácil dentro de la cancha para no complicarse y para agarrar confianza”, comentó Oliva, cuyo temple y serenidad para jugar hacen pensar en un futbolista de mayor edad.

De esa juventud, según dice, se agarran algunos rivales para chicanearlo. “Sé que todavía soy un gurí en esto de jugar en Primera División y muchos me lo dicen dentro de la cancha cuando discuto. El otro día contra Danubio me lo dijeron. Yo trato de defender la camiseta al máximo y no importa lo que me digan. Adentro de la cancha se dice de todo pero queda adentro de la cancha. Se trata de sacar al rival, pero afuera está todo bien”, señaló.

Oriundo de Delta del Tigre, recordó que jugó en la séptima y unos meses en la sexta de Nacional, donde no era titular. “A mitad de año de sexta me fui a buscar minutos porque creía que me iban a dejar libre. El técnico era Álvaro Gutiérrez. Yo era muy chico de físico. Había juveniles que resaltaban más por el físico y buenos jugadores que venían del interior. Estuve con Felipe Carballo, que también jugaba muy poco. Él siguió y yo me fui a tratar de jugar”, rememoró.

“Uno cuando le va mal a veces piensa en dejar el fútbol y arrancar otra profesión, pero yo insistí. Era una edad en la que uno tiene que agarrar más fútbol y divertirse. Un doctor amigo de mi padre me recomendó en Fénix y fui a dos prácticas, pero como practicaba en Carrasco Polo me quedaba muy lejos y no fui más. Tenía un amigo en Bella Vista que jugaba ahí y fiché en sub-16. Estuve hasta el último año de cuarta, pero como no competía más mi representante me dijo que en tercera podía volver a Nacional y me dejó muy contento. Espero estar mucho tiempo en Nacional”, sostuvo.

Hoy, consultado por los entrenadores que lo marcaron en su recorrido hasta Primera División, reconoce que “todos los técnicos te dejan algo”, pero destaca al actual. “El último año y medio con el Cacique Medina mejoré lo que me faltaba de intensidad y de resto físico. Lo que proponía el Cacique me ayudó mucho. Traté de esforzarme día a día para mejorar y seguir mucho tiempo en el club”, concluyó.

 

 

 

 

FútbolUy

Título original: “Christian Oliva: “Fue un sueño poder ganar algo con Nacional y me deja muy contento”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *