Sin encontrar el rumbo

Nacional llegaba al partido contra Racing buscando revertir la imagen mostrada contra Wanderers, haciendo cambios tácticos y de hombres para poder conseguir el equilibrio que tanto se cuestionó en el partido anterior.

Leonardo Carreño

El equipo de Domínguez salió con un claro 4 4 2 con Conde, Cotugno, Angeleri, Viña y Palito atrás buscando más solidez, sumando un medio más de contención con Cardacio y Carballo y dos volantes de creación como lo son Rodríguez- Lorenzzetti y arriba Rivero y Sebastián Fernández.

En el primer tiempo se vio un equipo al que no le crearon muchas chances de gol pero tampoco pudo generarlas, Racing se plantaba bien en la cancha y le dejaba pocos espacios para jugar, Nacional no encontraba ni a Lorenzetti ni a Rodríguez para crear peligro, los medios de Racing comandados por el “Mama” Arismendi se replegaban bien y en pocos metros lograban controlar su sector, esto hizo que el Bolso se empezara a saltar el mediocampo y a reiterarse en envíos largos buscando a sus delanteros que muchos de ellos no llegaban a destino.

Racing se hacía fuerte y Nacional no encontraba los medios para poder quebrar la defensa férrea del conjunto rival, solo cuando la pelota pasaba por los pies de Rodríguez encontraba un poco de claridad, esto sumado a que Nacional no tenía desborde hizo que fuera muy predecible en los ataques.

Los minutos pasaron y el Bolso no encontró nunca la forma de vulnerar a Racing el cual se sentía muy cómodo por el trámite del partido. 

Para el segundo tiempo Nacional sale con un cambio, entra Brian Ocampo buscando darle más profundidad y desborde, además de velocidad e impronta individual.

En los primeros minutos el cambio no dio el resultado esperado, el gran problema de Nacional era la generación de juego, la pelota seguía pasando poco por Lorenzetti y cuando la agarró se mostró muy impreciso,

Se volvía a repetir lo de los primeros 45 minutos, un Nacional maniatado que llegaba al arco rival con incursiones individuales pero muy esporádicas.

Domínguez manda a la cancha a Bergessio buscando más peso ofensivo, pero desprotegiendo el medio con la salida de Carballo, el Decano se encontró una vez más con el mismo problema, la pelota no le llegaba a los delanteros y los pelotazos ya eran más frecuentes, solo con la entrada de Castro por Lorenzetti Nacional encontró algo de claridad en el ataque y se empezó a ver un fútbol más asociado, pero sin la profundidad necesaria para generar verdadero peligro.

El Tricolor seguía avanzando sin claridad y Racing lo esperaba agazapado para poder sacar un contragolpe y en una jugada donde agarran a Nacional mal parado, Sosa hace una jugada espectacular con caño incluido a Viña para poner el 1 a 0.

El nerviosismo se veía en los jugadores del Bolso que seguían buscando el arco rival más con empuje que con juego, Ocampo realiza una jugada individual donde se saca a un jugador y desde afuera del área saca zapatazo para poner el 1 a 1 a falta de pocos minutos para que termine el partido.

Nacional siguió yendo al ataque, pero no le dio y terminó empatando en un partido donde en ningún momento supo cómo entrarle al rival.

Sin generación de fútbol, Nacional empató con Racing que hizo su trabajo casi a la perfección, anuló al Bolso y le dio un golpe que no lo tiró pero lo hizo tambalear.

 

Conde: Le patearon poco, en el gol trató de ahogar al rival pero no lo consiguió

Cotugno: No tuvo mucho trabajo en defensa, pero tampoco se desdobló con criterio

Angeleri: No se lo vio firme

Viña: Muy impreciso con el balón, ganó y perdió, no fue su mejor versión

Pereira: No pudo influir con su experiencia. se desdobló poco

Carballo: Mucho despliegue a la hora de la contención, pero no se lo vio preciso con la pelota en los pies

Cardacio: Cada vez que agarraba la pelota tenía un jugador de Racing al lado, no pudo darle fluidez a la salida 

Rodríguez: Cuando la pelota pasó por sus pies se vio lo mejor de Nacional 

Lorenzetti: Participó poco en el armado del juego, estuvo muy impreciso 

Fernández: Mucha entrega, pero no pudo desnivelar salvo alguna jugada.

Rivero: Tuvo que pelear con toda la defensa de Racing, no lo habilitaron ni una sola vez en buena forma

Ocampo: Un golazo y algunos chispazos de su talento le alcanzaron para marcar diferencias

Bergessio: No lo habilitaron bien

Castro: Le dio más criterio al ataque, pero sin poder desnivelar como él puede

 

Nacional empata un partido donde en ningún momento pudo mostrar juego colectivo, repitiéndose en pelotazos muchas veces sin destino, la falta de creación y el poco juego por las bandas hicieron un conjunto muy previsible a la hora de atacar, cuando se desprotegió en el mediocampo lo pago caro. Gracias a las individualidades se pudo empatar. 

Guillermo Canale
laabdon.com.uy