Seguimos perdiendo puntos

Compartir!

Tomás Fernández y Hugo Dorrego adelantaron a la visita, pero un penal y expulsión de Aguerre, le permitieron a Bergessio y Yacob igualarlo.

El partido comenzó con los albos teniendo unos buenos quince minutos iniciales, teniendo el contralor del balón y apostando a la derecha para atacar, donde Armando Méndez se descolgaba incesantemente.

Un cabezazo de Laborda que terminó adentró del arco, fue anulado por entender el línea que al lanzar el córner la pelota había salido en su trayectoria, en un primer aviso importante.

Los de Munúa aún no lograban conectar eficientemente con Gonzalo Bergessio como finalizador de las jugadas, ante un rival que no podía mantener la pelota y mucho menos ofender.

Un disparo de lejana distancia hizo intervenir a Mejía por primera vez en un partido donde ninguno pisaba las áreas a no ser por alguna pelota quieta puntual que no pudieron aprovechar.

Santiago Rodríguez sin pesar, Ocampo muy entreverado y Carballo, preocupado más en recuperar que en jugar, hacían que los tricolores no tuvieran el movimiento de balón necesario para incomodar a su rival.

Recién a los 37′ una acción rápida por derecha con Ocampo, terminó en un pase a “Papelito” que sacó un zurdazo que sacó Aguerre con buen esfuerzo.

Pero la sorpresa llegó a los 43′, cuando Mauricio Gómez con el control de la pelota avanzó cruzo la mitad de la cancha y puso un centro largo que Tomás Fernández anticipando a todos tocó para vencer a Mejía y anotar el 1-0 en el juego.

Un golpe duro para los albos que no encontraron los caminos y se fueron al descanso en desventaja, con la obligación de salir a buscar en la segunda etapa.

El complemento comenzó con una sola variante y fue en la visita, ya que Núñez apostó a sacar al amonestado Jorge para darle ingreso a Mauro Brasil.

Poco generaba el albo, que no conectaba con claridad el tránsito de pelota, con Yacob impreciso y Bergessio olvidado arriba, por eso Munúa movió el banco y dio ingreso a Vecino y Chory Castro con la intención de buscar algo más.

Carente de ideas se repetían con centros desde los costados sin mayores pretensiones, ante un arachán que se replegaba, despejaba y esperaba por su momento de una contra que les permitiera dar otro golpe.

El entrenador no esperó más y a los 67′ agotó sus variantes mandando al campo a Rodrigo Amaral, una carta de desequilibrio que decidió utilizar.

Los albos iban, pero el momento que esperaban los celestes para la ocasión llegó a los 74′, cuando una respuesta que lideró Enzo Borges terminó en una asistencia al ingresado Hugo Dorrego que sacó flor de remate para el 2-0.

Una trompada a las pretensiones del local que incluso se salvaron del tercero con un remate de Fernández que obligó al golero panameño a volar para evitar la goleada.

De allí al cierre, algún disparo de tiro libre fue lo único que se acercó a molestar a Aguerre, hasta la adición una pelota puesta por Vecino a Amaral terminó con Aguerre bajando con vehemencia al volante, lo que le valió la roja por doble amarilla. La primera fue tras el gol de Fernández en el primer tiempo.

Como los arachanes no tenían más cambios ingresó Ferreira al arco y Bergessio a los 90’+4′ no perdonó para el 2-1 que le puso emoción a los dos minutos finales. Y la búsqueda de los de Munúa fue lanzar el balón al área, sabedor de esta carencia y así fue como Yacob con un disparo cruzado a los 90’+6′ colocó la igualdad con que se fue el partido.

Un empate que servirá anímicamente a los tricolores además de permitirle rescatar un punto, pero que no esconde el mal partido que realizó, la carencia de ideas y el poco juego asociado.

 

 

 

 

Fútbol.uy

Título original: “Apertura: Nacional empató 2-2 con Cerro Largo con dos goles en la adición en el Centenario”