“Me quedan muchas cosas positivas”

Compartir!

“Era segunda amarilla para Canobbio. Son cosas que últimamente le están pasando a Nacional, que siempre tiene muy mala suerte”, lamentó el DT.

“Estoy convencido de que si nos hubiéramos quedado con 11, lo hubiéramos ganado. Fue un partido parejo sí, pero estoy convencido de que en el segundo tiempo con 11 íbamos a poner gente fresca e íbamos a complicarles la vida”, analizó Álvaro Gutiérrez en conferencia de prensa tras el 1-1 ante Peñarol.

“Cuando estábamos con 11 íbamos ganando. Enseguida que nos quedamos con 10 (por la expulsión de Gonzalo Bergessio) nos metieron el gol. Con 10 fue justo el 1-1 porque ellos tuvieron el control de la pelota, si bien no crearon tantas ocasiones. Nosotros no pudimos llegar mucho al arco y la más clara fue una de Guzmán Corujo, que pasó cerca”, analizó.

“Me quedan muchas cosas positivas de mi equipo, como la actitud, el orden y el convencimiento que tuvieron. Son todas cosas a resaltar porque es difícil muchas veces lograr eso”, indicó Gutiérrez, quien se mostró crítico con algunas decisiones del árbitro Esteban Ostojich y se refirió al tumulto del que salió amonestado solamente Rodrigo Amaral y en el que entró a separar.

Era segunda amarilla para Canobbio

“Creía que íbamos a perder nosotros en eso. Fue una escaramuza de la que quería que no saliera ningún jugador nuestro expulsado y que no nos sacara concentración. Lamentablemente en esa jugada fue sólo amarilla para un jugador de Nacional, donde lo normal era una amarilla para los dos y que ellos se quedaran con 10. Son las cosas que últimamente le están pasando a Nacional, que siempre tiene muy mala suerte”, dijo.

“Cuando uno dice ‘mala suerte’ quiere decir eso. Generalmente cuando tirás una moneda al aire, el 50% sale cara y el 50% sale cruz. Ahora sólo nos está tocando cara. O por lo menos tres veces cara y una vez cruz”, añadió metafóricamente el entrenador de Nacional, quien dijo no haber visto con claridad la jugada que determinó la segunda amonestación de Bergessio.

“Tal vez la primera no era para amarilla, pero estaba un poco lejos y no la vi bien. En la segunda, estábamos jugando en una cancha con un 90% de gente de Peñarol. Cualquier acción que quisieran fingir, potenciada por el clamor popular, es difícil para los jueces evaluar esas situaciones. A Canobbio en una se le iba a ir la pelota y se tiró. No sé por qué no le sacó amarilla. Cuando uno quiere fingir hay que sacarle amarilla”, reclamó.

Respecto a la salida de Rodrigo Amaral, explicó que “fue una cuestión táctica”. “Tiene ciertas características. Anda bien con la pelota pero desde el medio hacia arriba. Tiene cambio de velocidad y buen manejo. Estaba haciendo un esfuerzo bárbaro para compensar ese hombre de menos que teníamos, y creímos conveniente poner gente fresca y gente que tuviera la pelota más arriba”, argumentó.

En lugar de Amaral entró Rivero “para que tuviera la pelota más arriba y diera tiempo de salir a los volantes y tratar de llegar”. “En contadas ocasiones, creo que se hizo. Cuando estuvo en cancha Amaral, si bien jugó tremendo partido, un par de veces arrancó él y los demás se quedaban atrás, por lo que no nos estaba dando el resultado que queríamos”, expresó.

“Traté de no resignar ir a buscar la victoria, aunque sabía que iba a ser difícil. Tampoco me quería regalar yendo como loco y que Peñarol encontrara espacios en nuestra defensa. Tuvimos que ser un poco cautos. Busqué retener la pelota más arriba para tener más oxígeno”, agregó sobre las dos variantes realizadas en conjunto en el complemento, cuando Rivero sustituyó a Amaral y Sebastián Fernández entró por Guillermo Cotugno, desplazando a Matías Zunino al lateral derecho.

Antes tuvo que poner a Kevin Ramírez por el lesionado Gonzalo Castro, quien “había salido un poco sentido en la práctica de fútbol del viernes”. “Él dijo que sintió poco y salió por precaución. Estuvo haciendo el tratamiento médico y se sintió bien. En la práctica del sábado estuvimos viendo constantemente su evolución. Hoy a los 30 minutos se le volvió a cansar. No sé si fue rotura, pero ya teníamos un poco previsto que pudiera pasar eso. Kevin Ramírez calentó con el equipo titular por las dudas, y al ver que Castro estaba bien lo pusimos”, explicó.

 

 

 

 

 

 

 

Fútbol. Uy

Título original: “Nacional: “Si nos quedábamos con 11, lo ganábamos”, dijo Gutiérrez tras el 1-1 clásico”