Los hermanos Cabrera: ¡Con Nacional a todos lados!

Los hermanos Cabrera dijeron presente en los 46 partidos que jugó Nacional

Para los hermanos Cabrera, Daniel y Alejandro, ver el sorteo de la Copa Libertadores es, además de conocer los rivales de su querido Nacional, saber cuáles serán los destinos a los que viajarán acompañando a su equipo.

En tiempos de triunfos y festejos, no es necesario encontrar otras motivaciones más que ir a disfrutar fútbol y celebraciones, pero en este 2017 en el que Nacional solo ganó el Intermedio y quedó eliminado en octavos de final de la Copa, adquiere mayor relevancia el hecho de que ambos estuvieron en los 46 partidos que jugó su equipo.

De Venezuela a Chapecó

La última Libertadores deparó que el albo fuera a Buenos Aires, Chapecó, Maracaibo y Río de Janeiro. Y hacia allí fueron los hermanos.

“Venezuela fue el viaje más complicado por toda la situación que se vive. Manejarse con la plata, ir con dólares para cambiar bolívares, en el mercado negro porque en el mercado legal es menos conveniente, y todo lo que conlleva eso”, contó Daniel. “Y teníamos que andar con una cantidad de billetes para comprar cualquier cosa”.

Además, tuvieron complicaciones con las conexiones internas. Debieron ir de Caracas a Maracaibo. “Desde acá era imposible sacar el vuelo porque había páginas que no existían más o desaparecían los vuelos”, contó. “Mi hermano escribió a una agencia de viajes y quien le contestó era un uruguayo que vivía hacía años allá. Y que era ‘bolso’. Apenas nos contestó, nos dijo: ‘Me imagino que venís a ver al glorioso Nacional’. Y así conseguimos los vuelos internos”.

Otro de los destinos fue Chapecó, la ciudad de Chapecoense, a la que llegaron a pocos meses del trágico accidente aéreo del equipo.

“Fue otra experiencia linda”, dijo Daniel. “Fue un viaje largo, porque es difícil llegar. No fuimos en ómnibus de Nacional, fuimos por las nuestras y hay que ir a Porto Alegre y luego a Chapecó”.

“Pero estuvo muy bien porque apenas llegamos, vestidos de Nacional, obviamente, un tipo nos hizo señas, era hincha de Chapecoense –toda la ciudad es de Chapeconese– y nos invitó a tomar algo, nos llevó al hotel. Era amigo de casi todos los jugadores que fallecieron en el viaje y se emocionaba al contarnos cosas del equipo”, señaló.

El accidente aún estaba muy fresco en la memoria de la ciudad. “Nos tocó viajar muy cerca en las fechas, a pocos meses del accidente y el tema estaba latente. Pero es una ciudad divina, estaban muy contetos de recibir a Nacional”.

El último pasaje fue de vuelta a Brasil. Cuando les tocó Botafogo en octavos, dijeron “al fin una buena”, aún con el recuerdo de Venezuela.

“Pero quedamos eliminados, no estuvo bueno, y para peor a mí al otro día me robaron en Copacabana. No fue el mejor viaje a Río de Janeiro”, dijo Daniel.

A todas las canchas, todas

A los hermanos solo les falta conocer Ecuador, Colombia y Perú, porque fueron a los demás países en los que jugó Nacional. Todo comenzó en 2011, con el viaje a Banfield, partido en el que los albos ganaron con goles de Sebastián Coates y Gonzalo Godoy.

Además de los juegos internacionales, siguieron la campaña en el marco local, en la que tuvieron muchas salidas. Una fue a la cancha de Rampla Juniors. “Nunca había ido, porque la última vez que fuimos al Olímpico yo no había nacido”, señaló Daniel.

“Fue una experiencia nueva, una cancha nueva, tener la vista al mar permanentemente, ver las pelotas yendo al agua. Resultó muy pintoresco”, detalló.

El 20 de diciembre se realizará el sorteo de la Libertadores 2018, que comenzará el 22 de enero, y los hermanos conocerán el primer destino tricolor, que jugará las fases previas. “Va a ser difícil, porque con la primera fase de la Libertadores no tenemos una buena experiencia”. Pero a estos tricolores poco les importa, están en las buenas y en las malas. “Seguiremos en esto que es vivir para Nacional”.

“Vivir para el tricolor”

Cuando se hace el sorteo de la Copa comienzan a armar la logística. “Hay dos etapas: con el sorteo se planifica el año económico y con el fixture se arma la agenda”, contó Daniel. ¿Y cómo se arregla con el trabajo? El hincha tricolor, funcionario de TNU5, utiliza días de su licencia. “Como trabajamos los fines de semana, genero días. No he tenido problemas”, señaló. “Yo tengo esa ventaja. Mi hermano sí ha tenido dificultades y cambios de trabajo. Cosas que ha tenido que cambiar, por Nacional”. La parte económica para estar en todos los partidos requiere de un ahorro. “No queda otra, ahorrás para eso. Es vivir para eso”, señaló.

 

 

 

referi.uy

Título original: “Daniel y Alejandro, los hinchas del año”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *