Futsal: Victoria y ventaja

Comenzaron la semi finales del Play Off de futsal 2018 y Nacional pisó fuerte en su visita a la ciudad de Pando.
Jugar de visita, en un reducto difícil, y en una instancia eliminatoria siempre es riesgoso, pero Nacional logró imponer su estilo y llevó el partido a dónde más le convenía.

En el primer tiempo hicimos cosas buenas, pero cometimos errores que nos llevaron al descanso con el partido empatado.

Muchas veces escucho o leo que el intercambiar ataques, o jugar a la transición como otros le dicen es dejar el juego al azar. Sobre eso tengo dos comentarios: 1) Nacional no juega a las transiciones, sino que tiene consignas para las mismas, por eso mayoritariamente saca provecho de ellas y 2)Nacional no juega siempre igual, sino que trata de adaptarse a lo que pide cada situación, cada cancha, cada rival. Trata de explotar las deficiencias del rival y explotar sus virtudes, y eso que para nosotros es virtud, para otros es defecto. Prefieren seguir “siempre su plan”, sin importar lo que haga el rival, lo que pida el partido. Se van satisfechos porque mantuvieron su identidad, su estilo, es válido.

Nosotros nos vamos satisfechos si logramos nuestro objetivo y si para eso tenemos que adaptarnos, reinventarnos lo hacemos cada semana, si es necesario lo hacemos en un mismo partido.

Sabíamos claramente cuales eran los pases que no estarían disponibles ayer, y en ese sentido no hubo errores.

Llevamos el balón a los lugares que el rival nos dejaba libres de manera premeditada pero los explotamos muy bien.

Nuestro defecto en la primera mitad estuvo en otro lugar. Por un lado demoramos muchas definiciones y por otro en inferioridad no seguimos las consignas acordadas.

Tras estar en ventaja 3 a 1, el local, logró empatar, producto de una jugada de corner primero y luego con un gol de contra en el que nos quedamos sin patear en ataque y el retorno no temporizamos sino que salimos a robar cuando no correspondía.

A pesar del empate Nacional había estado bien en rasgos generales, sólo faltaba seguir con más rigurosidad las instrucciones recibidas para esa cancha y para ese rival.

Y lo pudimos modificar y resolver esta vez, pero es un ventaja que no debemos dar, porque muchas veces esos detalles hacen la verdadera diferencia en los juegos.

En el primer tiempo rotamos poco, sólo hicimos dos cambios, Rafa Ramos que jugó mal y no cumplió con lo que el equipo necesitaba de él y Lucas Torrazza, que si nos dio lo que el juego pedía en ese momento.

El equipo inicial había estado bien.

Café Sotelo sin inconvenientes, quizás un poco tardía su reacción en el gol que deriva de un corner, pero en el resto muy sobrio y además sacando al lugar adecuado y casi siempre bien.

Gabriel Palleiro muy bien, anulando por completo al pivot rival y saliendo varias veces a la ofensiva desde el anticipo.
Leandro Ataides generaba mucho pero por demorar la definición se diluía y en defensa tuvo inconvenientes un par de veces por pegarse demasiado a su marca.

Agustín Sosa notable, más allá de los dos goles. Muy buena lectura desde la segunda línea para cortar los intentos de progresión de Urupan y excelente lectura para lanzarse al ataque.

Por último Joaquín Varietti que no salió un sólo minuto en ese primer tiempo. El pivot estaba siendo clave en el partido que queríamos jugar y no había ninguna razón para sustituirlo. A veces sacar a un jugador cuando esta haciendo todo bien para que descanse tiene como consecuencia que el resultado cuando vuelve al campo ya condiciona su juego.

En el segundo tiempo ajustamos los detalles y además nos salió todo.
Si se hacen las cosas bien, y además se tiene un grado de efectividad tan alto es imposible no lograr el objetivo.
Sosa abrió el camino del triunfo con robo y definición precisa.

Palleiro estiró las distancias con un golazo desde media distancia y tras eso se produjo el cambio que terminó de inclinar la balanza.

Matías Daguerre que llegó a este juego con un golpe en la cadera que le dificultaba sus desplazamientos, ingresó de forma excelente, manejando con sabiduría el umbral del dolor.

Un gol casi inmediato a su ingreso, luego una asistencia a Varietti para el 7 a 3 y el partido se liquidó.
De ahí al final Nacional siguió sumando tantos en base a la resolución rápida y precisa de las situaciones que tuvo disponibles.

El equipo cerró con Moitiño, Escande, Torrazza, Daguerre y Medina y con esa formación anotó dos goles más.
En resumen un muy buen partido de Nacional.

Llega con ventaja al partido de vuelta en el Polideportivo el próximo domingo pero al no existir diferencia de goles la serie no esta liquidada. De repetir el nivel de anoche Nacional se perfila muy bien de cara a la definición del campeonato.

Una mención especial para el marco de público que acompañó en un día de semana a su club oficiando de local. El paso que ha dado Urupan es gigante, y sólo el tiempo permitirá evaluarlo en sus justa dimensión. Participar en todas las divisionales masculinas y además en femenino refuerza su rumbo. Competitivo en todas las divisionales y creo yo que superando las expectativas en su primer año sin dudas. Felicitaciones a los que lideraron esta cruzada desde las decisiones, y a los que la llevaron adelante desde la cancha.

Goles:
Agustín Sosa 3
Matías Daguerre 3
Joaquín Varietti 3
Leandro Ataides 2
Gabriel Palleiro 1

Fuente
https://pelafutsal.blogspot.com/2018/08/a-cancha-llena.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *