“Espero tener revancha”

Compartir!

“Medina no fue sincero conmigo”, aseguró el hoy mediocampista del Emelec, quien habló de su vuelta a los entrenamientos.

Sebastián Rodríguez está contento por haber vuelto a los trabajos con el Emelec de Guayaquil, ciudad en la que vivió la etapa más rígida de la cuarentena en completa soledad y entrenando como podía. “La pude llevar con el apoyo de la familia y algún amigo”, contó el mediocampista uruguayo al programa Tirando Paredes, de Radio 1010 AM.

“Guayaquil llegó a ser de las peores ciudades de Sudamérica semanas de que Brasil estuviera como está. Llegó a haber toque de queda, así que directamente no se podía ni salir. Hace un par de semanas pasaron a semáforo amarillo y ya se puede empezar a circular dos o tres veces en la semana”, comentó.

 

“Para mí como futbolista, que hoy (ayer, miércoles) hayan arrancado los entrenamientos son una bendición y un alivio después de 78 días. Empezamos con trabajos físicos y poco a poco vamos a ir incorporando la pelota. Según nos dijeron, será como una pretemporada”, añadió el futbolista de 27 años.

Consultado por su pasaje por Nacional, dijo haber cumplido “un sueño y el de alguien muy importante de la familia”. “Por como soy yo como jugador, siento que me faltó mucho más para dar. Uno debe ser autocrítico. En algunos momentos fue porque uno no aprovechó la oportunidad y en otros momentos por temas externos”, reflexionó.

“Agarré experiencia, cumplí un sueño, fui campeón uruguayo, gané dos torneos intermedios y jugué la Libertadores, pero me fui con la espina de querer volver y espero en algún momento tener una revancha para darle a Nacional lo que sé que le puedo dar”, señaló.

Rodríguez mostró discrepancias con Alexander Medina “a la hora de manejarse”. “Cuando uno como entrenador dice ciertas cosas después las tiene que respetar si el jugador cumple. Si se dicen ciertas cosas y el jugador rinde al primer partido y en el segundo también, no tendría que salir en el tercero sin ningún pretexto. Siento que no fue sincero conmigo”, lamentó.

“Antes del 31 de diciembre (de 2017) yo estaba de vacaciones y tenía la chance de irme al Inter de Porto Alegre. Él me llamó porque quería tenerme en cuenta y me dijo que pensaba jugar con un 4-3-3, donde en el medio iba a ser yo y dos más que me acompañaran. Arrancó la pretemporada y a los 10 días fue el primer clásico, pero no jugué. Si uno sale por rendimiento, está bien. Pero si uno rinde cuando juega, no debería salir”, expresó.

Terminó el 2018 sin ser tenido en cuenta y jugando en tercera división. “Cuando vi que no iba a jugar más porque había tenido un intercambio con el entrenador, no me quería ir sentado en la tribuna y pedí para jugar en tercera. No siento que me haya ido por la puerta de atrás. Me fui bien y con ganas de demostrar lo que podía dar. Estoy agradecido porque el hincha me quiere y me pide que vuelva”, concluyó.

 

 

 

 

 

 

FútbolUy.

Título original: “Sebastián Rodríguez: “Me fui de Nacional con una espina. Espero tener revancha””