El “Tata” se mete en el equipo

González por Espino y una variante táctica, las modificaciones del “Cacique”.

Por estas horas nada se puede ver de los entrenamientos de Nacional porque han sido a puertas cerradas. Tanto el domingo como el lunes, el plantel principal tricolor trabajó con restricción al público y los medios de prensa en el Gran Parque Central a la hora que se jugará el partido mañana, reconociendo la nueva red de iluminación del escenario.

El técnico Alexander Medina hizo diez cambios de la oncena de la Copa Libertadores a la que enfrentó a Torque por el Torneo Apertura, para darle descanso a los titulares y así priorizar la actividad internacional. El único que jugó fue Alfonso Espino, ya que el “Pacha” está suspendido por la expulsión en Brasil.

Nacional, que jugó con un 4-4-1-1 en el estadio Arena Condá, hará un retoque en el sistema táctico y jugará con un 4-2-3-1 en el Gran Parque Central, buscando abrochar la clasificación a la tercera fase de la Copa Libertadores.

Lo cierto es que la alineación tendrá un cambio tomando como referencia la que le ganó a Chapecoense por 1 a 0 con el gol de Santiago Romero.

Es que Espino debe ser sustituido por su expulsión.

Si tenemos en cuenta los antecedentes, Carlos De Pena fue el que jugó en esa posición en el primer clásico del año. Pero las cosas no salieron bien y el futbolista se fue echado en el primer tiempo. Por ello, y porque De Pena fue titular en Brasil pero jugando como volante izquierdo, fue que Medina optó por dejarlo como volante ofensivo, en una posición (más habitual para él) en la que respondió.

Otra posibilidad era la de Matías Viña, el juvenil que está inscripto en la Copa y fue siempre titular con el “Cacique” en Tercera, aunque a veces jugando hasta de zaguero.

Finalmente el “Cacique” se inclinó por pasar a Jorge Fucile al lateral izquierdo y dejarle su lugar a Álvaro González. “Fuchi” no estuvo el fin de semana por precaución pero mañana estará a la orden.

El “Tata”, que entró en el partido de Brasil para jugar los últimos 11 minutos, tuvo un buen rendimiento jugando en el lateral derecho en la victoria contra Torque 4-2 y volverá a jugar en esa posición, en un partido que será exigido porque Chapecoense debe salir a buscar el gol para clasificar. En tanto, Guzmán Corujo y Diego Arismendi repetirán como pareja de zagueros.

El resto será el mismo equipo que jugó en Chapecó, aunque con la variante táctica.

El juvenil Christian Oliva y Santiago Romero se repartirán la mitad de la cancha, Matías Zunino jugará como extremo por derecha mientras que Carlos De Pena lo hará por la izquierda, buscando generar sociedades con Tabaré Viudez, que estará por el medio y que ha tenido un muy buen comienzo de temporada, y con Sebastián Fernández, que repetirá arriba. Además, Nacional cuenta con Gonzalo Bergessio como recambio.

 

 

 

 

Ovación

Título Original: “El “Tata” González se hizo un lugar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *