El grito del hincha

Imaginá que un día se vuelve realidad eso que hacés todas las semanas con los tuyos en un fútbol 5. Imagínate que llega el día que te toca vestir la camiseta más linda y están tus amigos al lado. Cerrá los ojos y soñalo: la gente cantando, rojo, azul y blanco por todos lados, la cancha está divina, tenés en el pecho ese escudo, ¿qué puede salir mal?

Al lado están tus amigos, esos que esperan tanto como vos ese ritual de la semana para juntarse a pelotear. Arman equipos al azar porque no hay rivalidad, somos cinco contra cinco pero cuando suena la chicharra somos diez de nuevo.

Te invito a volver al sueño porque el partido viene feo y el arco parece que se cierra cada vez más. Imagínate que la jugás y te mandás al área, nunca hiciste eso, no entendés por qué pero vas. Y ahí ves que te la devuelven y quedás mano a mano, te llenás un pie, te llenás el otro…

Y ahora te estás llenando la boca de gol, y ahí están tus amigos gritándolo con vos. Todo se vuelve una locura, no parás de gritar, te agarran de la camiseta, te vienen a abrazar, todos gritan como si fuera suyo, tenés una alegría igual a aquél día que Papá Noel te trajo tu primera camiseta de Nacional.

El sueño estaba cumplido. Ese gol que inventabas cada noche hoy te despertaste a gritarlo de verdad. Y si mirás a la tribuna vas a poder ver un montón de gritos como el tuyo.

Hay algunos sueños que pareciera que quedan bastante lejos, pero créeme que mientras sigas en el camino tenés más chances de llegar. Ahora mejor dejemos de soñar un poco, hay que pagar la cancha y capaz pinta una cerveza para celebrar la amistad.

Por @danielcab7
laabdon.com.uy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *