El Bolso copero

Qué difícil es resumir en una columna de opinión, todas las cosas lindas que nos han pasado en estos días, desde el histórico momento del básquet, hasta este presente  entusiasmante (?)  de copa, pasando por el muy buen torneo local que estamos definiendo.

Es difícil resumir y es más difícil aun poder sacarse todo esto de la cabeza para poder seguir con nuestra vida normal, bah, que de normal no tiene nada y de vida tampoco porque estamos prácticamente todos los días en una cancha y en un partido diferente.

Lo del básquet la verdad que  ha servido nada más y nada menos  para demostrar de lo que está capacitado este club  que no conoce de imposibles.  Y vaya si esto se ha transmitido a los jugadores, que  con un potencial inferior al del rival han llevado esta serie hasta el último partido que más allá de cual sea el final (sin tocar en lo más mínimo la ilusión del plantel)  ya es una campaña para sacarse el sombrero.

En cuanto al fútbol, hace un tiempo, luego de perder con Progreso, empecé a escribir algo que nunca publique, donde me preguntaba si en algún momento el “Cacique” había manejado la posibilidad de decir que no  cuando le ofrecieron el cargo, pensando en la tremenda presión con la que arrancó este semestre, donde por un lado hay prácticamente una obligación de ganar el torneo local y por otro dos fases previas para entrar en la copa. ¿Qué hubiera pasado si la historia no hubiese sido la que fue? Iba a ser muy difícil de llevar porque la presión lo hubiese hecho insostenible, porque acá nadie piensa en largo plazo, todos quieren ganar ya y ahora. Yo mientras tanto, como escribí en mi columna anterior, quiero seguir pensando a largo plazo, quiero seguir quedándome con las cosas buenas más allá de los resultados de hoy, porque perfectamente podemos perder por dos goles en La Plata y quedar afuera mientras que Jardines siempre ha sido una cancha muy difícil para nosotros.

Creo que el técnico viene demostrando una virtud que es difícil de encontrar en cualquier técnico y es la de potenciar jugadores, bancarlos, encontrarles su posición, adaptar el equipo al funcionamiento de los mismos y no sacrificarlos en donde no se sienten cómodos. Tiene la virtud de mantenerlos motivados, de “percharlos” cuando no andan bien y volver a ponerlos después de dos o tres partidos y que los tipos vuelvan con un nivel superior.

No se casó con ningún nombre, lo sacó a Viudez, a Polenta, al mismo “papelito” o a Espino, jugadores muy queridos y bancados por la mayoría de los hinchas. Hoy el tiempo le da la razón, porque ayer vimos al mejor Barcia de los últimos años (más allá del gol).

Vimos el mejor desempeño de Espino en mucho tiempo, incluso hasta el “Colo” Romero ha tenido partidos buenos últimamente cuando no venía teniendo un gran semestre más allá de algunos goles claves.

Personalmente, la idea de juego y la actitud me tienen encantado, después se gana o se pierde, la pelota pega en el palo y entra o pega en el palo y sale, como digo siempre, y la historia va cambiando, pero lo importante es estar a la altura, de la camiseta, de la gente (lo de ayer fue histórico) y sobre todo a la altura de esta copa, que tiene equipos gigantes, millonarios, llenos de figuras de nivel europeo que para ganarles tenes que jugar así, como juega este equipo de Medina.

De memoria…

Hace 10 años que venimos sacando puntos casi todos los años en Argentina y muchas veces incluso ganando, esos puntos son los que nos han permitido pasar siempre de fase, esta vez el fixture salió al revés y se da que es la última fecha, pero era casi cantado que íbamos a ir a buscar el pasaje allá.

River 2009 (0-0)

Banfield 2010 (2-0)

Argentinos 2011 (1-0)

Boca 2013 (1-0)

Rosario Central 2016 (1-1)

Boca 2016 (1-1)

Lanús 2017 (1-0)

Banfield 2018 (2-2)

Me puedo estar olvidando de alguno, y la particularidad de esto ¿cuál es? Que solo  a Banfield (2018) le ganamos en el Parque! Por eso es que había que terminar esta fase para sacar conclusiones cuando muchos se adelantaron a darnos por muertos cuando empatamos en casa con Estudiantes e incluso menospreciaron el punto en Perú.

Otro dato importante es la superioridad ante equipos Brasileros, donde los únicos que perdimos fueron con Botafogo y Santos de visita, cuando en  ambos comenzamos con errores garrafales de Conde y la remontada se nos hizo imposible. Mientras que  en el Parque con Botafogo en aquel famoso partido del penal enorme que no nos cobraron en un primer tiempo donde fuimos muy superiores, se dio la única derrota de locales.

Corinthians  (0-0)

Palmeiras (1-0)

Chapecoense (3- 0)

Chapecoense (1-0)

Botafogo (0-1)

Santos (1-0)

Los números de Nacional en el Parque han mejorado notoriamente en los últimos años, el déficit sigue siendo un poco cuando enfrentamos a equipos argentinos en donde nos cuesta bastante más ganar y sobretodo marcar goles.

Quedan dos finales importantísimas, seguimos paso a paso y con una fe ciega en el laburo de este plantel y cuerpo técnico.  

Otro dato importante y no menor, las figuras de ayer fueron 4 jugadores surgidos de las divisiones formativas, que incluso vienen repitiendo partido a partido como Oliva y Corujo, ayer se le sumaron Espino y Barcia con el plus de que ambos participaron en el gol.

 

Andres Terranova

laabdon.com.uy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La abdón