Con arbitrajes así, difícil…

Compartir!

Partido parejo y de pocas llegadas, que tuvo su gran polémica en una falta de Trindade sobre García que Leodán González desestimó como penal

El partido comenzó de trámite parejo, con los aurinegros tratando de utilizar a Pellistri en los primeros compases ante un equipo tricolor que bien parado se defendía y trataba de buscar la velocidad de Ocampo.

Las primeras aproximaciones del local llegaron sobre los 10′ cuando un par de centros cruzados hicieron poner en alerta a la última línea mirasol, aunque la falta de precisión era el factor común en ambos.

El partido no tenía presencia en las áreas, Xisco y Bergessio estaban controlados y las pelotas quietas que se ganaban no contaban con buenas ejecuciones de los pateadores.

La primera intentona seria llegó a los 22′ cuando una acción iniciada por el español terminó en un remate del volante Matías De Los Santos bastante desviado.

Minutos más tarde fue Canobbio quien tuvo la suya tras un pase que recibió en el área, enganchó y remató a las manos de Mejía, en un tramo del partido donde Gabriel Rojas comenzó a ganar con asiduidad por izquierda y le generó problemas a Cotugno.

Nacional tuvo una tímida llegada sobre los 40′ cuando una pelota quieta enviada por Carballo, la cabeceó Bergessio pero sin poder darle la dirección deseada.

Y a los 42′ Matías Zunino se tiró con todo a buscar una pelota ante Gargano, golpeando la pierna del “Mota” que cayó tendido, con gritos de dolor y que debió ser sustituido por Guzmán Pereira.

La finalización de esa primera etapa se dio con sabor a poco para lo mostrado por ambos, con un resultado cerrado y un trámite que fue poco atractivo.

El complemento tuvo nuevamente un inicio de poca intensidad, con un débil remate de Corujo de media distancia que tapó Dawson y la salida de Ocampo, sentido, para el ingreso de Pablo García en el mediocampo.

El Chory Castro y Cebolla Rodríguez no lograban ser manija de sus equipos, lo que sumado a los pases equivocados, que eran una constante, marcaban un juego apagado y sin llegadas. Solo Pellistri cuando encaró a velocidad mostraba algo distinto aunque sin claridad en el puntillazo final.

Los tricolores desde los 60′ pasaron por un tramo de contralor del balón, con el ingresado tratando de darle otro ritmo a la ofensiva pero llegando con poca gente como para desequilibrar.

La situación más polémica del juego se dio a los 76′ cuando en una contra rápida de los albos que encabezó García a pura velocidad, terminó en un enganche del jugador en el área y Trindade en su acción defensiva lo derribó, en un penal que Leodán González desestimó.

Con Estoyanoff y Vecino en cancha, más la molestia de todo el banco albo por la situación no pitada, el partido siguió su curso habitual, sacudiendo la modorra un cabezazo de Xisco que sacó Mejía.

El pitazo final fue la sentencia de un resultado previsible en un cotejo para el olvido en lo futbolístico, que mantiene a Nacional como líder del Clausura y Anual.

 

 

 

 

futbol.uy
Título original: “Clausura: Nacional y Peñarol empataron 0-0 en el Centenario en un flojísimo clásico”