“A Nacional vine porque quise”

Las amenazas sufridas, el murmullo de la tribuna durante los primeros partidos, la exigencia de los demás y suya, y los motivos que lo llevaron a tomar la decisión de jugar en Nacional fueron algunos de los temas que abordó Luis Aguiar durante la jugosa charla que mantuvo con “Último al arco”.

“Me estoy sintiendo bien. Desde el primer día me hicieron sentir así. La voy llevando bien, impecable, y disfrutando cada momento con los compañeros”, comenzó el “Canario”.

Luego, fue claro al decir que “A Nacional fui porque quise. Dije que sí en el primer momento. Al que le guste bien, y al que no mala suerte”.

“No me sorprendió para nada que me pidiera Medina. En el primer momento es chocante por todo lo que viene atrás, pero lo tomé lo más bien, todo impecable”, agregó.

Se los va ganando

La tolerancia de los hinchas de Nacional con Aguiar va en aumento. Como cabía esperar, en los primeros partidos lo miraban de reojo por su pasado en Peñarol, y un par de errores bastaban para generar murmullos. De hecho, llegó a ser silbado en algún encuentro cuando fue reemplazado.

Sin embargo, en los últimos encuentros se ha hecho notorio que se corrió el umbral de la tolerancia que, corriendo a la par de la mejoría de Aguiar, es más elevada.

Consultado sobre el hecho de convivir con el rumor de la tribuna propia, manifestó: “Me van a mirar todo el año con lupa. No soy un jugador normal, y es complicado. Pero siento el apoyo de la tribuna, demasiado. Obviamente que quien no lo entienda me va a putear toda la vida. Yo estoy tratando de disfrutar al máximo. Me pone muy contento la aceptación que tuve, sobre todo de mis compañeros”.

¿Siente acaso que la exigencia es mayor para él que para otros? “Puede ser, pero no está mal. Es un poco raro en realidad. No tendría porqué ser así, pero si pasa esta bien. No me preocupa eso. Por ejemplo, siento que mucha gente está esperando mi gol. Lo percibo en la calle, en el estadio. Eso también se siente”, agregó.

Cerró el tema diciendo: “No es por pasarle la mano a la hinchada de Nacional, pero siento el apoyo constantemente, es una realidad. Soy jugador de Nacional y tengo que rendir. Quien verdaderamente es hincha desea que me vaya muy bien. Para eso hay que trabajar y demostrar los domingos”.

“Fue algo pasajero”

Pocos días después que se confirmó la llegada de Luis Aguiar a Nacional, se supo que el jugador estaba siendo objeto de mensajes amenazantes, que lógicamente lo preocuparon e hicieron que el club pusiera manos a la obra para resolverlo.

Afortunadamente, hoy el tema es historia. “Lo de las amenazas son cosas normales; no normales, pero es parte del folclore, hasta el punto que se meten con la familia. Pero no pasa nada, es más de nosotros los uruguayos, que sentimos mucho el fútbol”, relató el volante.

Además, confesó que “No hicimos denuncias, porque no valía la pena. Era seguir enroscado en algo que no tiene sentido. Se conversó, pero nunca pedí nada. Sabía que era algo pasajero, y así fue”.

Al preguntársele si tuvo en algún momento problemas con hinchas de Peñarol directamente, sostuvo: “La verdad que me preocupa más cómo está mi familia y cómo estoy yo que lo que pasa afuera. Sino no me hubiese quedado. No tengo comentarios sobre eso”.

Continuó: “Mi familia está impecable con esto. Nunca pasó nada, ni hay que hacer dramatismo. Pasó lo que pasó vía mensaje. Las redes sociales son el refugio de los cobardes, y es muy fácil. Yo siempre respeté a todo el mundo. En la calle me cruzo con gente de todos los cuadros y me dicen algo, pero nunca del tono de lo que me decían por mensaje. Es todo del folclore del fútbol nuestro, y no hay que hacer mucho drama. Al que le guste bien, y al que no, mala suerte”.

Las “chicanas” del “Lolo”

En su momento, Fabián Estoyanoff, íntimo amigo de Aguiar, declaró públicamente que el “Canario” no le quedaba bien la camiseta tricolor, y manifestó que “lo veo triste”.

Consultado sobre cómo tomó estas palabras y si continúa charlando con el atacante de Peñarol, declaró: “Con el Lolo tengo una relación más allá de cualquier camiseta. Cuando él habló, yo lo llamé y charlamos. Quisieron darme manija para que entendiera que el Lolo me estaba arruinando, pero charlamos y nos cagamos de risa. Terminamos hablando de todo un poco.

Para mi es como un hermano, y lo banco en lo que sea. Si fuera otro capaz que reaccionaba de otra manera. Pero el no dijo nada que no me hubiera dicho a mí. Nunca me va a dar para atrás ni me va a exponer a nada. Nuestra relación no va a cambiar. Los escudos no cambian a las personas”.

Quiere Copa

Adentrándose en el terreno de lo futbolístico, comentó que por momentos su confianza recibió algunos golpes, sobre todo al no ser parte del equipo que está jugando la Copa Libertadores.

“Creo que he tenido un levante en lo futbolístico. No era nada fácil para mí, pero con el convencimiento que tengo y la ayuda de mis compañeros, día a día me siento mejor. El otro día tuvimos un partido malo.

De a poco uno se va ir soltando. Yo me preparé para jugar la Copa también, pero por ahora están jugando otros compañeros, y hay que esperar”, comentó.

Añadió: “A veces lo anímico pesa. Cuando no te toca jugar entre semana, que es para los partidos que uno, así como los compañeros, se preparó, afecta un poco la confianza. Venís mentalizado para una cosa y después pasa otra, y es complicado absorberlo. Más que nada porque no fue que vino un jugador de cualquier equipo, más allá de que yo vine del exterior. Eso da un condimento especial, y uno quiere demostrar y estar a la altura”.

 

 

 

 

republica.com.uy

Título Original: ““A Nacional vine porque quise, al que le guste bien, y al que no mala suerte””

3 comentarios en ““A Nacional vine porque quise”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La abdón